jueves, 25 de junio de 2009

WALL-E


Título original: Wall-e
Género: Animación
Año: 2008
Nacionalidad: EEUU
Duración: 98 minutos
Dirección: Andrew Stanton
Elenco (Voces): Ben Burtt (Wall-e), Elissa Knight (Eva), Jeff Garlin (Capitán McCrea), Fred Willard (Shelby Forthright ), John Ratzenberger (John), Kathy Najimy (Mary), Sigourney Weaver (Computadora)



Sinopsis:
¿Qué ocurriría si la humanidad debiera abandonar la Tierra y alguien se olvidara de apagar el último robot? Tras setecientos solitarios años haciendo aquello para lo que fue construido, esto es limpiar el planeta, WALL•E descubre una nueva misión en su vida (además de recolectar cosas inservibles) cuando se encuentra con un lustroso robot explorador llamado EVA.



Comentarios:
Los primeros diez minutos de Wall-e van a estar entre los mejores momentos de la historia del cine contemporáneo, no tengan duda. Pocas veces el cine ha logrado mostrar la soledad de forma tan tierna y entrañable, con un pequeño robot deambulando en una ciudad absolutamente solitaria con la única compañía de una cucaracha, y setecientos años después continuando con su tarea de recoger basura y llevándose a su hogar los objetos que le llaman la atención, para una vez refugiado sentarse a ver la versión cinematográfica del musical Hello Dolly, que en gran medida define su humanizada personalidad. Y todo esto sin un solo dialogo. Es imposible que estos minutos no te lleguen al fondo del corazón…
Con la nueva creación Disney y Pixar rompen todos los esquemas, para entregarnos una historia que habla del amor y la soledad, pero también habla del futuro que nos depara si no cambiamos nuestra manera de obrar, y no solo para el planeta sino que para nosotros también.
Wall-e totalmente absorbido por esa vida solitaria, resignado repite una y otra vez su tarea simplemente por el hecho de que nació para ello. En un mundo destruido en el cual el dinero y las joyas no tienen ningún valor, Wall-e prefiere quedarse con un estuche que con un anillo fino. Pero su rutina es interrumpida por una nave espacial que aterriza (en una excelente escena) y deja en la Tierra a otro robot, mucho más sofisticado y peligroso llamado Eva.
Luego de setecientos años en soledad, Wall-e comprende que su vida puede cambiar, y comienza a perseguir a Eva más allá de que ella no quiera. Muy lentamente la relación comienza a mejorar hasta que Wall-e le regala una planta que encontró. Eva toma la planta, se la guarda y automáticamente queda paralizada ante la atónita mirada de Wall-e.
Durante varios días Wall-e carga con ella, no se separa ni un minuto esperando que reaccione de su letargo. Eva inconsciente parece que espera algo. Y ese algo llega, la nave espacial vuelve a buscarla, pero Wall-e no va a dejar ir a su esperanza y se trepa en la nave sin saber lo que le espera.
Hasta acá la película corre sin dialogo alguno, mientras somos testigos de una hermosa historia de amor en un mundo sin vida, sin esperanzas, desolador. El resto será mejor que lo vean con sus propios ojos, la maravillosa creatividad para contarnos historias y dejarnos mensajes profundos detrás de un “entretenimiento”.
Si bien es un dibujo animado, los primeros minutos resultan más disfrutables para los adultos que para los niños, para luego, promediando la película, la historia toma un pequeño giro para colmar las expectativas de los más chicos con una infinidad de gags a la antigua, haciendo de ese film sumamente disfrutable para ver en familia.
Es una película muy humana, curiosamente protagonizada por robots humanizados y humanos robotizados, en un mundo que poco tiene que ver con el nuestro, pero mucho con el futuro que avizoran algunos. Y un robot como Wall-e increíble. Es impresionante ver los gestos que puede lograr, creando una personalidad digna del mejor de los actores.
Les recomiendo a los padres verla con sus hijos, ellos no solo descubrirán grandes músicos (notable la banda sonora de Thomas Newman), sino que podrán aprender a ver la vida desde otra óptica.



Bonus:
Pixar se tomó tan en serio homenajear a las películas de ciencia ficción de los años sesenta y setenta que incluso ajustó al máximo su software 3D para que las cámaras se pareciesen a las Panavision de 70 mm que se utilizaban en gran parte de estas producciones. Wall-E es la abreviatura de Waste Allocation Load Lifter Earth-Class (algo así como Recolector y Cargador de Desechos Clase Tierra). EVE es la abreviatura de Extra-terrestrial Vegetation Evaluator (Examinador de Vegetación Extraterrestre).

Puntaje: 9,0

TRAILER:
video

martes, 23 de junio de 2009

FUNNY GAMES


Título original: Funny games U.S.
Género: Suspenso
Año: 2007
Nacionalidad: EEUU, Francia, Inglaterra, Austria, Italia y Alemania Duración: 111 minutos
Dirección: Michael Haneke
Elenco: Naomi Watts (Anna), Tim Roth (George), Michael Pitt (Paul), Brady Corbet (Peter), Devon Gearhart (Georgie).

Sinopsis:
Anna (Naomi Watts), George (Tim Roth) y su hijo Georgie (Devon Gearhart) acaban de empezar las vacaciones en su residencia de verano. Mientras Anna prepara la cena, reciben la inesperada visita de dos jóvenes, Paul (Michael Pitt) y Peter (Brady Corbet). Sus idílicas vacaciones pronto se convertirán en una pesadilla.

Comentarios:
Funny games es una película muy particular. Es una remake plano a plano de la película “Funny games” escrita y dirigida por el propio Haneke diez años antes, simplemente (palabras del propio director) para que se conociera a nivel mundial y principalmente en Estados Unidos, ya que la anterior si bien fue exitosa, no lo fue a la magnitud que le hubiese gustado. Un poco soberbio, no? Pues así de soberbia es esta película, que intentando mostrar la violencia en su peor grado, la que no tiene motivo aparente.
Haneke nos plantea una pareja de jóvenes que destroza la vida de la pareja protagónica (pareja ideal) con la sola intención de divertirse. Según varias entrevistas publicadas, el director busca con esta cinta “una especie de reacción a cierto tipo de películas americanas en las cuales la violencia esta hecha para ser consumida” (sic.), y lo que consigue es una especie de hermana menor de esa gran película de Kubrick llamada “La naranja mecánica”, porque la psicología de ellos se parece demasiado a Alex y sus secuaces. Viéndola de ese modo, el film pierde mucho valor pero sobre todo por intentar ser más de lo que es.
De cualquier manera Haneke es un gran director y se las arregla para crear un ambiente claustrofóbico y horripilante con muy pocos elementos y un excelente manejo del lenguaje cinematográfico. Es horripilante ver lo frágil que somos cuando dos jóvenes con malas intenciones irrumpen en la casa de campo de George y Anna haciéndose pasar por amigos de los vecinos y con la excelente excusa de hacerle un mandado a la vecina que necesita 4 huevos y los mandó a ellos para que Anna se los diera. Así de simple ingresan en la casa, así de frágil es nuestra seguridad. Dos chicos encantadores y cultos, que parecen no tener malas intenciones hasta que comienzan a ser molestos, y cuando los quieren echar ya es demasiado tarde. Con un golpe certero en la pierna con un palo de golf inmovilizan a George, y a partir de ahí los dominan, sobre todo infundiéndoles miedo. Dominio que se hace cada vez más tortuoso y perverso, con diálogos por momentos inverosímil pero seductores que llevan a conocer lentamente la verdadera motivación de los asesinos: diversión.
Haneke nos muestra todo con largos planos fijos, en donde la violencia se hace presente fuera de nuestro campo visual, jugando mucho con los sonidos que sugieren lo que no es necesario ver. Somos reales espectadores del “espectáculo” que nos brindan este dúo, sin nosotros del otro lado de la pantalla no tendría sentido actuar. Ellos saben que estamos mirándonos, y por dos veces Paul nos dirige la palabra rompiendo la regla principal del cine, y hasta tiene el poder de cambiar lo que, tanto nosotros como el propio Haneke desea para su pareja protagónica, rebobinando (si, como lo lee) la cinta cuando matan a su compañero para salvarlo.
Paul y Peter tienen vida propia, no se dejan manipular por Haneke. Son reales dentro de la pantalla, por lo tanto nadie ni nada (el cine) los pueden manipular, la realidad es más cruda que la ficción, allí no hay ni director, ni guionista, ni productor que pueda inventar un happy end, en la calle siempre gana el más fuerte y ellos son el reflejo cinematográfico de eso.


Bonus:
Michael Haneke es el nuevo niño mimado de Cannes, en el 2001 ganó el Gran Premio de Jurado por su película “La pianista”, luego en el 2005 ganó el Premio al mejor director por “Caché”, y finalmente en el 2009 ganó la Palma de Oro por su última obra “La banda blanca”. Nació el 23 de marzo de 1942 en Múnich, Alemania. Estudió Filosofía y Psicología antes de dirigir películas, y en su cine convergen ambas formas de exploración existencial. “El cine es el arte de la manipulación; no hay que olvidarlo nunca cuando se hace cine ni cuando se ven películas. Siempre he querido que las mías sugieran una duda en cuanto a la realidad que muestran en la pantalla. Es para alertar el espectador, para despertar su vigilancia. También es posible, gracias al poder del cine, luchar contra las imágenes que, hoy en día, quieren hacer de la brutalidad un producto consumible.”

Puntaje: 8,5

TRAILER:
video

sábado, 20 de junio de 2009

MUSICA EN ESPERA


Título original: Música en espera
Género: Comedia romántica
Año: 2009
Nacionalidad: Argentina
Duración: 98 minutos
Dirección: Hernán Goldfrid
Elenco: Diego Peretti, Natalia Oreiro, Norma Aleandro, Pilar Gamboa, Rafael Spregelburd, Atilio Pozzobón, Carlos Bermejo, María Ucedo, Rafael Ferro.

Sinopsis:
Él tiene que componer la música para una nueva película pero la inspiración no llega. Debe encontrarla y debe hacer algo para pagar las cuotas atrasadas del crédito bancario. Sin inspiración, llama al banco, a la asistente del gerente que está embarazada y a punto de parir. Lo mantienen en línea y la música que escucha mientras espera que lo atiendan es la ideal, es aquella melodía que estaba buscando para la película, pero se pierde en la telaraña de internos y no la puede recuperar. Ella, la secretaria del gerente del banco, espera a su madre que viene de España para acudir al parto y conocer a su pareja, el padre del bebé, con la pequeña dificultad de que ya no hay pareja. Ézequiel acude a ella por la música del interno... Una excelente oportunidad para tener novio postizo hasta que mamá regrese a España...

Comentarios:
Para los que queremos entretenernos Diego Peretti es diversión asegurada, mas tomando como referencias las últimas películas que hizo, en las cuales se luce en papeles diferentes pero que logran explotar su veta cómica. La incógnita aparecía por el lado de su coprotagonista, la uruguaya (si, como yo!!) Natalia Oreiro, que ha cimentado su exitosa carrera con personajes de telenovelas como Muñeca brava o Kachorra, en la cual la sobreactuación era el punto en común entre sus criaturas. Por lo tanto la duda estaba centrada en su capacidad para ser la contrapunto del personaje principal sin excederse en su actuación. Y no defraudó, si bien no es una gran actuación aquí la vemos bastante más contenida, brindando a su personaje el justo modo.
Pero lo que si defrauda un poco es la historia. Tenemos claro cuál es el objetivo del novel director argentino, simplemente pasar un buen rato con un guion basado en situaciones muchas veces vista en el cine pero intentando explotar al máximo la química entre la pareja actoral, llevando sobre todo a Peretti a un terreno que conoce muy bien y le saca mucho provecho. El problema es que al ser una historia bastante poco novedosa, la película se vuelve un tanto repetitiva, perdiendo un poco la gracia a punto tal de no lograr sacarle una carcajada al espectador.
El espectador logra igualmente disfrutar la película con momentos de sonrisa, pero sin poco más. La historia de “pareja despareja” esta vez une de casualidad a un músico que valora más la creatividad a lo material, y una ejecutiva en ascenso que ha dejado de lado su vida personal por la laboral. Este encuentro fortuito lleva a que por conveniencia de ambos, se hagan pasar por pareja ante los ojos de la madre de la chica ejecutiva. Una mentira que comenzó por un día y finalmente (como no puede ser de otra manera) termina transformándose en real y para toda la vida. Entre medio un sinfín de situaciones graciosas que no llegan nunca a robarnos una carcajada, pero igualmente se disfruta.
La gran actriz argentina Norma Aleandro se pasea por la película dando clases de actuación muy fiel a su estilo, en el papel de madre engañada que tan fácilmente logra recrear, hasta con un tonito español.
Hernán Goldfrid en su opera prima pasa de curso con tan solo un aceptable, debe mejorar.
En definitiva, buena película para ir en pareja a pasar un rato ameno.

Bonus:
El novel director Hernán Goldfrid se graduó con el título de Realizador Cinematográfico en la Escuela Nacional de Experimentación Cinematográfica (ENERC) del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, 1998-2001. Este joven y prolífico director ha incursionado en todos los rubros audiovisuales, realizando video clips, buena cantidad de cortos publicitarios y co-dirigido junto a Damián Szifrón los programas más exitosos de la TV argentina de ficción: Los Simuladores y Hermanos y Detectives , así como estuvo a cargo de la asistencia de dirección de otros exitosos programas tales como Mosca & Smith y Numeral 15 , realizando además la asistencia de dirección de la exitosa película de Szifrón: Tiempo de Valientes.

Puntaje: 5,0

TRAILER:
video

viernes, 19 de junio de 2009

LA PROFECIA DEL NO NACIDO


Título original: The unborn
Género: Terror
Año: 2009
Nacionalidad: EEUU
Duración: 87 minutos
Dirección: David S. Goyer
Elenco: Odette Yustman (Casey Beldon), Gary Oldman (Rabino Sendak), Meagan Good (Romy), Cam Gigandet (Mark Hardigan), Idris Elba (Arthur Wyndham), Jane Alexander (Sofi Kozma), Atticus Shaffer (Matty Newton), Carla Gugino (Janet Beldon).

Sinopsis:
Casey Beldon (Odette Yustman) odiaba a su madre por haberla abandonado cuando era niña. Ahora ella vive aterrada por terribles pesadillas y fantasmas horripilantes, por lo que acude al Rabino Sendak (Gary Oldman) para que detenga a los entes. Con la ayuda de Sendak, de su amiga Romy (Meagan Good) y de su novio Mark (Cam Gigandet), Casey descubre una maldición que pesa sobre su familia y que se remonta a la Alemania nazi: una criatura con la habilidad de invadir cualquier cuerpo y que va fortaleciéndose con cada posesión. Con el maligno desatado, ella debe cerrarle la puerta de nuestro mundo antes de que todo pierda sentido.

Comentarios:
La película empieza de buena manera. En las primeras dos escenas ya nos plantean el terror por el cual tendrá que transitar la protagonista, sin perder tiempo en la construcción del personaje dándole lugar al terror, algo que he pedido durante tiempo a los guionistas de cintas de terror. Lamentablemente los minutos siguientes son una catarata de lugares comunes, que hasta llegan a provocar alguna que otra sonrisa al espectador. La construcción del personaje me parece muy acertado que no pierda tiempo al comienzo, el problema es que nunca logran a lo largo de la película darle carácter a esta mujer que lucha con un fantasma que ha perseguido a su familia generación tras generación.
Tampoco logran realizar una historia que atrape por sus descubrimientos, diría que todo lo contrario, una y otra vez el espectador ve como sus peores sospechas de cumplen muy a su pesar.
La cuestión es que un espíritu maligno ingresó en el cuerpo del tío abuelo de la protagonista, por culpa de un experimento que hacían los nazis en los campos de concentración (si, como lo leyó!). Y al no poder tener éxito con su tío y luego de intentarlo con su madre sin éxito, va tras Casey. El argumento de por si es tan tonto, que cuesta tomarlo en serio.
El espíritu es tan malo, que matará a todos los que se interpongan en el camino, de qué forma? Ingresando en cuerpos de pobres inocentes, y a través de éstos matando a las personas que rodean a su objetivo. Pero como no es tan maligno como creemos, antes les avisa que se alejen porque sino no tendrá mas remedio que asesinarlos…Tan malo no era, no?
La infinidad de malas escenas con las que cuenta esta película la hacen difícil de seguir con interés, porque no logra sorprender en ningún momento. Cada vez que sucede algo, hace minutos que lo esperábamos. Pero lo peor tal vez no esté en la poca sorpresa del guion, lo peor está en las manifestaciones del espíritu, que tanto puede aparecer en una persona (al mejor estilo película clase B de los 70), como en una foto guardada por años (a nadie le llamó antes la atención ese niño parado en la foto??!!), o a través de un espejo (mmm… les suena?). Para culminar en una última aparición magistral, en un exorcismo muy poco planificado (cuando el espíritu aparece todos se sorprenden por su agresividad, que esperaban?), lo que precipita el final de la historia de manera abrupta, a pesar de que a esta altura de la película uno se lo toma como buena noticia.
Párrafo aparte para la inclusión del genial actor Gary Oldman. En que estaba pensando cuando aceptó trabajar en esta película? Realmente es muy difícil de entender su participación como sacerdote judío, un actor que nos ha sabido deleitar con soberbias actuaciones en grandes películas…
Y lo que a priori parecía ser un buen instrumento para el destaque de la nueva promesa juvenil Odette Yustman, resultó ser un paso en falso, porque su actuación no es para nada satisfactoria, tan solo su belleza justifica su inclusión en el mundo cinematográfico. Esperemos que siga tomando clases de actuación, porque de lo contrario Hollywood se olvidará de ella muy rápidamente.

Bonus:
Odette Yustman nació en Los Ángeles el 10 de mayo de 1985, su debut en la gran pantalla fue interpretando a uno de los 30 niños de los que tenía que encargarse Arnold Schwarzenegger en Un detective en el Kinder. Más allá de las películas, es una apasionada de la moda y los deportes, habla perfectamente el español (no en vano su madre es cubana), adora los perros y es considerada una de las 100 actrices más atractivas del mundo por las revistas especializadas. Entre sus próximos trabajos se encuentran la remake del thriller británico de 1970 “And soon the darkness”, y la comedia producida por Disney “You again”.

Puntaje: 2,0

TRAILER:
video

martes, 16 de junio de 2009

MONSTERS, INC.


Título original: Monsters, Inc.
Género: Animación
Año: 2001
Nacionalidad: EEUU
Duración: 92 minutos
Dirección: Pete Docter
Elenco (Voces): John Goodman (James Sullivan), Billy Crystal (Mike Wazowski), Mary Gibbs (Boo / Mary), Steve Buscemi (Randall), James Coburn (Henry J. Waternoose), Jennifer Tilly (Celia), Bob Peterson (Roz), Bonnie Hunt (Flint).

Sinopsis:
Monsters, Inc. es la mayor empresa de miedo del mundo de los monstruos y James Sullivan es uno de sus mejores Asustadores. Sullivan es un imponente personaje recubierto de piel azul con lunares de color violeta que luce dos cuernos.Su Ayudante Asustador, Mike Wazowski, además de su mejor amigo y compañero de habitación, es un monstruo verde, testarudo, tuerto y muy divertido. Asustar a los niños no es un trabajo tan fácil ya que los monstruos creen que son altamente tóxicos y no pueden entrar en contacto con ellos de ninguna manera. Boo, una niña muy pequeña, penetra en un mundo donde ningún ser humano se había atrevido a entrar hasta ahora, y siembra el caos tras ella.

Comentarios:
Monsters, inc desborda creatividad. Ante todo, estamos delante de una historia en la cual los guionistas debieron inventar, no solo los personajes y sus características, sino que todo un mundo de monstruos, que dependen de los gritos de los niños para crear la energía, y lograron hilvanar una historia absolutamente absurda, pero a la vez divertida. Todo un desafío que cumplieron con creces.
El film comienza con una típica escena donde el niño se acuesta a dormir, y su sueño es interrumpido por un monstruo que sale del placard. Acto seguido vemos que todo es una simulación con la cual entrenan a los nuevos empleados de la fábrica. En pocos minutos y con una escena simple como esta, logran resumir ese mundo tan complejo para que tanto chicos como grandes nos podamos sumergir sin necesidad de grandes explicaciones.
La historia está muy bien creada, con un hilo argumental de lo más entretenido, que le da paso a un sinfín de escenas divertidas y sorprendentes. Pero no se queda solo con divertir, y como buena película de niños nos deja un mensaje de varios de los valores que se están perdiendo (al igual que el miedo por los monstruos del placard, excelente metáfora sobre la precoz perdida de la inocencia), como la amistad, el amor o los prejuicios impuestos por la sociedad.
Una pareja de amigos de lo más divertido y querible, luchan por transgredir los límites impuestos simplemente para salvar a la niña de las garras del malísimo Randall. Así vivirán una y otra peripecia hasta llegar a un final feliz, como no puede ser de otra manera en una película para niños.
Un hermoso despliegue visual creado con muchísima imaginación, manejando una gran gama de colores, lo cual adorna a este hermoso cuento en un excelente envoltorio, digno de las mejores épocas del tío Disney.

Bonus:
La idea nació de la imaginación de Pete Docter (director), que recordó las cosas que le impactaron cuando era niño en busca de una historia que resultara atractiva y a la vez divertida, y le vino a la cabeza el tema de los monstruos. La idea original de la película, era que Sulley trabajara en el mantenimiento de la empresa ya que, debido a su profundo miedo a los niños, era incapaz de asustarles. Por el contrario, Mike sería el ayudante de Ralph, y Sulley encontraría a Boo porque Mike dejaba la puerta abandonada tras una dura noche de trabajo con Ralph. Dicen sus creadores que lo más difícil de animar a Sulley fue lograr que el monstruo no pareciera una gran mole pesada, sino un personaje ágil. Para ello se centraron en los movimentos de los ojos y de las manos, que en Sulley suelen ser rápidos. La voz de Boo en la versión original pertenece a Mary Gibbs, la hija de cinco años de uno de los artistas de Pixar, que debuta con este papel.

Puntaje: 8,0

TRAILER:
video

domingo, 14 de junio de 2009

EL MARGINAL


Título original: Le marginal
Género: Policial
Año: 1983
Nacionalidad: Francia
Duración: 100 min.
Dirección: Jacques Deray
Elenco: Jean-Paul Belmondo (Comisario Philippe Jordan), Henry Silva (Sauveur Meccacci), Carlos Sotto Mayor (Livia Maria Dolores), Pierre Vernier (Inspector Rojinski), Maurice Barrier (Tonton), Claude Brosset (Antonio Baldi), Tchéky Karyo (Francis Pierron), Jacques Maury (Maître Cappa).

Sinopsis:
Belmondo es un policía determinado a que la Justicia sea aplicada, a cualquier precio. En su agenda está un peligroso cartel del tráfico de drogas, que actúa en la región de Paris y Marsella, bajo el comando de un poderoso jefe (Henry Silva), inaccesible, pero mortal.

Comentarios:
Es difícil catalogar una película realizada para el lucimiento del afamado actor de antaño Jean Paul Belmondo, sobre todo porque uno no tiene la cultura necesaria sobre el actor como para lograr justicia a la hora de analizar el film. De hecho es la primera película que veo, al menos de forma consciente. Y la verdad que es bastante mala.
Su personaje es un policía al estilo Harry el sucio, pero francés. No le importa el medio, lo que le importa es que se cumpla la ley. Y así realiza proeza en contra de los delincuentes pasando los límites de la ley, sin problema alguno. A diferencia del personaje de Eastwood, el Comisario Jordan no tiene moral, le da lo mismo matar a un zar de la droga y hacerlo pasar por ajuste de cuentas, enamorar a una prostituta y luego dejarla. El no tiene moral ni vida propia, el quiere que los malos paguen a como dé lugar. Siempre con un tono de humor y despreocupación, a sabiendas que más allá del delito que cometa para poner justicia, siempre se saldrá con la suya. Asi es el Comisario Jordan.
La historia es bastante simplona por demás y sobre todo muy entreverada. Los diferentes personajes que lo llevarán pista tras pista hacia el narcotraficante, así como aparecen mueren, sin más. Hasta que llega a encontrarlo y hacer justicia propia. Uno al terminar la película se pregunta para que buscó tantas pistas en su contra, si al final llegó a él y lo mato sin motivo mayor que el de sacarlo de la calle.
Es una historia de personaje, la cámara sigue al Comisario en todas sus peripecias mientras busca encarcelarlo. Pero los guionistas se encargaron de juntar una y otra escena de acción sin lograr una historia contundente, entonces el film no pasa de eso, no sentamos frente a la pantalla durante cien extensos minutos a ver como Belmondo dispara, persigue y mata gente, no hay nada más. Muy poco, para un actor que a esa altura estaba más que consagrado.
Tal vez la película era una excusa para la gente, que lo único que quería era verlo en acción, no lo sé. Pero cuando uno ve la película desconociendo su popularidad, simplemente buscando un vehículo de entretenimiento, descubre una historia por demás historia. Solo para fans de Belmondo, el resto negarse por favor.


Bonus:
Jean-Paul Belmondo nació el 9 de Abril de 1933 en Neuilly-sur-Seine, en el seno de una familia de artistas. Su padre era el famoso escultor francés de origen siciliano Paul Belmondo, su madre era pintora. En 1957 debuta en el cine con la película “A pied a cheval et en voiture”. En 1958 actúa hasta en cuatro películas, incluida “Double Tour” de Claude Chabrol. En 1960 protagoniza la película que cambiará la forma de hacer y ver cine: “Al final de la escapada”, del ex-crítico de Chaiers du Cinema Jean Luc Godard. La película no sólo rompe la estética acartonada del cine francés “de qualité” y revoluciona la narrativa cinematográfica, sino que además convierte a Jean-Paul Belmondo en un icono de la incipiente “década prodigiosa”.

Puntaje: 3,5

TRAILER
video

jueves, 11 de junio de 2009

TRANSFORMERS


Título original: Transformers
Género: Ciencia ficcion
Año: 2007
Nacionalidad: EEUU
Duración: 144 min.
Dirección: Michael Bay
Elenco: Shia LaBeouf (Sam Witwicky), Tyrese Gibson (sargento Epps), Josh Duhamel (capitán Lennox), Anthony Anderson (Glen Whitmann), Rachael Taylor (Maggie Madsen), Megan Fox (Mikaela Banes), John Turturro (agente Simmons), Jon Voight (John Keller).

Sinopsis:
Hace muchos siglos que dos razas de alienígenas robóticos, los Autobots y los Decepticons, empezaron una guerra por el destino del universo. Cuando la batalla llega a la Tierra, lo único que separa a los malvados Decepticons del poder absoluto es el joven Sam Witwicky (Shia LaBeouf). Pero Sam no es más que un adolescente como tantos otros, que se interesa por el instituto, los amigos, los coches y las chicas. Sin saber que representa la última oportunidad para la supervivencia de los seres humanos, Sam y su amiga Mikaela (Megan Fox) se ven envueltos en la guerra entre los Autobots y los Decepticons.

Comentarios:
Confieso que en mi adolescencia no fui fanático de Transformers, ni siquiera tuve un muñeco en mis manos. Con el pasar de los años, fui creciendo y le perdí el rastro, sin saber lo importante que fue para la industria de los dibujos animados. Hasta que, de la mano de Steven Spielberg llegó esta película, para tomar venganza a mi histórica indiferencia hacia ellos. Y fue de a poquito.
En esos días en el que la televisión por cable no nos muestra nada interesante, me detuve por un instante a ver una película que tenia abundante acción, en donde un grupo de militares luchaban contra una especie de maquina con vida en el desierto. Ahí caí, me atrapó. Cambie de canal, porque no me gusta ver las películas empezadas, y al otro día fui al video club a alquilarla. Y valió la pena.
Convengamos que no esperábamos una historia interesante o inteligente, ya que casi en su totalidad el cine para adolescentes que proviene de Hollywood no se jacta en ese sentido. Pero si logra entretener, con un sinfín de efectos especiales realmente espectaculares a disposición del espectáculo. La historia es simplona y hasta tonta, pero cumple los requisitos del género (o clichés, como quieran llamarlo), chico tonto intenta enamorar a la chica más guapa del colegio mientras se va internando en un mundo desconocido para el y el resto de los mortales, que al fin y al cabo, su presencia será de vital importancia para la humanidad. Si, es bastante tonto, pero de alguna forma son estos los personajes que nos identificaban, por lo menos a los looser. Parte de ese énfasis adolescente lo demuestra con el uso de todas las tecnologías de moda (celulares, e-bay, hackers, videojuegos) a lo largo del film.
La película busca entretener, y lo logra. Tal vez le sobren algunos minutos, sobre todo en la primera parte que se hace extensa, tal vez los personajes sean ridículos tanto en sus discursos como en sus acciones, tal vez los espectadores adolescentes salgan del cine sin haber aprendido nada… Es cierto, pero si se van a entretener, y en el cine nuestro de cada día parecería que la palabra entretenimiento puro es mala palabra, y no es así. A mi entender a veces con eso basta. Es un espectáculo visual, recomendado para adolescente de edad o de espíritu.

Bonus:
Entre 1970 y 1980 una compañía japonesa llamada Takara comenzó la producción de unos juguetes que podían presentar dos formas, según cómo se dispusieran las piezas móviles. Una de ellas era la de robot humanoide, la otra era característica de cada modelo. Conocidos como Diaclones, estos robots invadieron los mercados de Japón y Norteamérica principalmente.
En 1984 hizo su debut la serie Transformers la cual fue un éxito y puso en marcha una cadena comercial que hasta nuestros días sigue creciendo.
La serie puede enorgullecerse de ser una de las pocas que goza de una producción estadounidense-japonesa-canadiense, las cuales han sabido manejar el Universo que rodea a estos robots con la habilidad de transformarse, pensar y sentir.

Puntaje: 6,5


TRAILER:
video

miércoles, 3 de junio de 2009

NOROI


Título original: Noroi
Género: Terror
Año: 2005
Nacionalidad: Japón
Duración: 115 min.
Dirección: Kôji Shiraishi
Elenco: Masafumi Kobayashi (Masafumi Kobayashi), Marika Matsumoto (Marika Matsumoto), Maria Takagi (Junko Ishii), Rio Kanno (Kana Yano)

Sinosis:
Masafumi Kobayaashi es un periodista que llevaba años investigando casos paranormales, que ha escrito varios libros sobre el tema y es muy respetado en Japón. Empezó a usar el método de capturar todo con cámaras digitales y así obtener mejor información sobre los sucesos sobrenaturales. Este documental es casi un crudo de su último video documental llamado “La Maldición”. Luego de esto nada se supo sobre la desaparición de Kobayaashi.

Comentarios:
Antes que nada debo aclarar que me atrapan las películas que son supuestos documentales editados con cintas encontradas en situaciones extrañas y que revelan el terror vivido en primera persona (caso Blair Witch, REC y Cloverfield por citar las más conocidas). Noroi es una de ellas, tal vez hermana menor de Blair Witch, ya que se trata de un documentalista indagando sobre un caso paranormal. A diferencia de las citadas anteriormente, Noroi no contiene escenas de sobresaltos, y prácticamente no vemos a ningún espíritu, tan solo comportamientos extraños de personas que son registrados por la cámara que acompaña durante todo el periplo a Kobayaashi. Esta película tiene una historia, una investigación que a medida que avanzan los minutos iremos descubriendo (al igual que el periodista) su real fuerza, para llegar a un final bastante fuerte y obvio. La historia está contada en primera persona al igual que las nombradas anteriormente, pero esta tiene una gran diferencia y es que esa primera persona es la que va en busca del hecho, por lo tanto mas allá de encontrarse en situaciones espeluznantes, muy pocas veces logra asustarse, y por tal motivo tampoco logra asustarnos. Pero si logra horrorizarnos (al igual que el periodista) por los descubrimientos y sucesivas sorpresas que nos depara la cinta. Y ahí es donde radica el valor de este film japonés. Es de esas películas que una vez finalizada das vuelta en tu cabeza y comienzas a sentir un miedo bastante más profundo que con los sobresaltos. Porque aquí no veremos monstruos, mutantes o fantasmas (bueno si, muy poquitos), aquí veremos personas comportarse de manera tenebrosa sin explicación alguna, digamos que poseídos…
La historia central, que conviene no revelar demasiado, si bien es bastante simple es un buen vehículo para internarnos en un macabro mundo de ritos satánicos, y funciona de maravilla para generar ambientes de insoportable tensión y así captar la atención del espectador mas despistado. Maneja sobre todo un lenguaje docu televisivo sobre el documental cinematográfico, aportando mayor horror al asunto desde una óptica bastante familiar. El error más grande es el personaje del vidente, que de tan exagerado que es, llega a ser casi caricaturesco, restándole credibilidad a una de las principales pistas que tiene el periodista para llegar a su descubrimiento. También fallan en el uso de música incidental, nunca buen concejera en este tipo de películas en las cuales el silencio asusta más…
En fin, no es una obra maestra ni te va a matar del susto, pero si te genera horror. Recomendado para verla solo en su casa.

Bonus:
Dentro de la mitología japonesa hay muchos tipos de demonios y fantasmas, todos dependiendo de un sinfín de circunstancias, pero básicamente se agrupan en dos categorías. Por un lado están los Yökai que son todas las apariciones (demonios o fantasmas) que pueden ser de forma animal, de forma humana o los Oni (mitad humano, mitad animal). Y luego están los Yürei, que son los que adquieren su forma dependiendo de la manera que murieron, como los Onryō, Ubume, Goryō y Funayūrei por nombrar algunos.

Puntaje: 6,5

TRAILER
video

lunes, 1 de junio de 2009

LA DUDA


Título original: Doubt
Género: Drama
Año: 2008
Nacionalidad: EEUU
Duración: 104 min.
Dirección: John Patrick Shanley
Elenco: Meryl Streep (hermana Aloysius Beauvier), Philip Seymour Hoffman (padre Brendan Flynn), Amy Adams (hermana James), Viola Davis (Sra. Miller), Alice Drummond (hermana Verónica), Audrie Neenan (hermana Raymond), Susan Blommaert (Sra. Carson).

Sinopsis:
Estamos en 1964, en la iglesia de San Nicolás, en el Bronx. El Padre Flynn (Philip Seymour Hoffman), un brillante y carismático sacerdote, intenta desafíar las estrictas reglas del colegio que la Hermana Aloysius Beauvier (Meryl Streep) lleva custodiando desde hace años con mano de hierro. Ella es la directora del colegio y cree ciegamente en el poder del miedo y la disciplina. Los cambios políticos están llegando a todos los estratos de la sociedad y la escuela acaba de aceptar a Donald Miller, su primer estudiante negro. Pero la Hermana James (Amy Adams), una pobre inocente, hace saber a la Hermana Aloysius que el Padre Flynn está prestando una atención demasiado especial a Donald, la Hermana Aloysius se siente obligada a emprender una cruzada para averiguar la verdad y para expulsar a Flynn del colegio. A pesar de carecer de una sola prueba que confirme la sospecha, la Hermana Aloysius se ve abocada a una lucha de poder con el Padre Flynn, que amenaza con destruir la iglesia y el colegio por sus devastadores consecuencias.

Comentarios:
Hay películas que dicen mucho diciendo poco. Pero también hay películas como “La duda”, que son pretenciosas en su concepción pero se quedan a mitad de camino. El film no logra escapar nunca de su pasado teatral, básicamente porque es una película de actores, dejando el hilo argumental endeble. Pasa muy poco, se habla mucho e innecesario y por sobre todas las cosas se duda demasiado y sin demasiados fundamentos. La primera hora se resume en la sinopsis, nada más que lo que puede leer aquí arriba aportará los primeros 60 minutos. Muy poquito, no? Uno como espectador se mantiene (o lucha por mantenerse) durante más de 100 minutos intentando tomar una posición en la situación del padre, pero el guion se encargará que se mantenga esa duda hasta el final, ya que nunca nadie tendrá razones suficientes para inclinar la balanza, ni para un lado ni para el otro. Es cierto que Philip Seymour Hoffman siempre me da de degenerado, por lo tanto me complica un poco a la hora de tomar mi posición, pero es cierto que el director no me ayuda demasiado. La gran Meryl Streep se pone al hombro la película, con una soberbia actuación, es cierto también que los papeles autoritarios le vienen como anillo al dedo… La historia esta tan centrada en la duda, que deja de lado otros aspectos que podían haber sido más interesantes, como la lucha por la tradición de la iglesia o la falta de Dios en los alumnos. Todo esto pasa muy de costado, mientras nos hacen creer que la duda será revelada, que ilusos… Es cierto que el final habla más sobre la necesidad de poder que sobre el caso del padre, pero hay tantas lagunas en el camino que el mensaje se desvirtúa. Solo para ver buenas actuaciones, si con eso le alcanza échele un vistazo, de lo contrario vea alguna película de Clint Eastwood.

Bonus:
Originalmente "Doubt" es una obra de teatro del propio director de la película John Patrick Shanley, que en el año 2004 recibió la aclamación de la crítica del off-Broadway. Fue la palabra “duda” la que llevó en un primero momento a Shanley a escribir lo que se convertiría en la obra de teatro más aclamada de la pasada década. Adaptó la historia a la gran pantalla para llegar a un público más amplio.

Puntaje: 4,0

TRAILER:
video