lunes, 31 de agosto de 2009

SIN ESCAPE


Título original: Captivity
Género: Thriller
Año: 2007
Nacionalidad: EEUU y Rusia
Duración: 96 minutos
Dirección: Roland Joffé
Elenco: Elisha Cuthbert (Jennifer), Daniel Gillies (Gary), Pruitt Taylor Vince (Ben), Michael Harney (Det. Bettiger), Laz Alonso (Det. Di Santos)



Sinopsis:
Jennifer (Elisha Cuthbert) es una celebridad, y ahora yace inconsciente en una cama de hierro, con sus elevados tacones colgando del colchón, en una habitación sin ventanas. Se despierta desorientada y confusa. Sus susurros rebotan en las frías paredes desnudas. Está enjaulada. Jennifer chilla de pánico y frustración. El aparato de televisión del rincón se enciende para mostrar el lujoso apartamento de Jennifer; luego, cambia a otra escena que muestra a Jennifer acurrucada en la parte posterior de una furgoneta, entre recambios, neumáticos y herramientas. Una mano irrumpe en el fotograma y le acaricia el cabello antes de que el televisor se apague de nuevo. El carcelero acaba de hacer su presentación.



Comentarios:
Pocas veces uno tiene la posibilidad de cruzarse con una película con tantos clichés como en este caso. La historia arranca con una modelo híper famosa, que provoca el deseo de todos los mortales. Bueno, uno de esos mortales parece que decidió tomar el toro por las guampas, y no tuvo mejor idea que (en una escena magistralmente cliché) ponerle un polvito misterioso en su bebida, para dormirla y raptarla. Reconozco que luego de ver esa escena es difícil seguir prendido, pero uno siempre tiene esperanza de que la cosa mejore. Y por un momento creí que iba a mejorar, porque resulta que la chica se encuentra atrapada en un cuarto absolutamente sellado, donde el raptor la vigila y hace lo que se le antoje con ella.
Me parecía que más allá del desacierto del comienzo, la idea de estar atrapada en una habitación durante gran parte de la película, era interesante. Pero nada de esto sucedió, porque a los pocos minutos aparece otro sujeto en una habitación contigua, que también ha sido raptado. Y de ahí en más nos cruzamos con una catarata de clichés que nos lleva a un final predecible.
Cuando hablamos de clichés nos referimos a: Autos que largan gas para dormir, escapadas por la cañería de aire, salvada a último momento por un lugar insólito, son algunas de las tantas. Y para peor, algo que espero no se vuelva a repetir, es la escena en que los dos cautivos hacen el amor, sin importarle que sigan encerrados y vigilados por el captor. Pero si creía que eso era extremadamente malo, peor es la forma en que la chica se va enamorando del compañero de cautiverio.
Realmente sorprende que un director como Roland Joffé haya estado detrás de cámaras de este intento de thriller, porque sin haber tenido una excelente carrera, ha dejado alguna película interesante como “La misión”, y cuesta creer como alguien con tanta experiencia haya caído en tantos horrores, o peor aún, aceptar dirigir este tonto guión.



Bonus:
Elisha Cuthbert, nació en Calgary, (Alberta), el 30 de noviembre de 1982. A la edad de siete años dio inicio a una carrera como modelo infantil en Montreal, ciudad en la que residió poco después de nacer. A finales de los años 90 logró debutar en el cine con la película Dancing on the Moon (1997), tras lo cual consiguió un trabajo de presentadora de la elogiada serie de televisión canadiense “Mecánica popular para niños”, cuyos impresionantes reportajes llamaron la atención de la primera dama de los Estados Unidos, Hillary Clinton, quien invitó a Cuthbert a Washington para una reunión. A los 17 años, Elisha se trasladó a Los Ángeles con el fin de ejercer su profesión de actriz. La serie “24”, protagonizada por Kiefer Sutherland, le concedió la popularidad internacional a partir de su incorporación en el año 2001 interpretando a Kim Bauer, hija de Jack Bauer. En su vida personal ha estado comprometida con Trace Ayala, agente de Justin Timberlake, y el jugador de Hockey Sean Avery.

Puntaje: 2,0

TRAILER:
video

sábado, 29 de agosto de 2009

MAL DIA PARA PESCAR


Título original: Mal día para pescar
Género: Drama
Año: 2009
Nacionalidad: Uruguay y España
Duración: 100 minutos
Dirección: Álvaro Brechner
Elenco: Gary Piquer (Orsini), Jouko Ahola (Jacob van Oppen), Antonella Costa (Adriana), César Troncoso (Heber), Bruno Aldecosea (Grey), Alfonso Tort (Ronco), Jorge Temponi (Jorge), Jenny Goldstein (Jessica),



Sinopsis:
“Mal día para pescar” trata de dos buscavidas: Orsini, un empresario pícaro, y su representado, Jacob van Oppen, un gigante ex campeón de lucha libre, que realizan exhibiciones en una gira interminable hasta que llegan a Santa María, donde Orsini busca despertar la curiosidad y ofrece 1.000 dólares a quien sea capaz de resistir tres minutos en el ring con Jacob. Una muchacha empuja a su gigantesco novio a aceptar el desafío, pero Orsini no tiene el dinero ni confía en que Jacob resista la pelea.



Comentarios:
“Mal día para pescar” es el primer largometraje de Álvaro Brechner, director uruguayo afincado en España, que se basa en el cuento “Jacob y el otro” escrito por Juan Carlos Onetti en 1961. Y también es el primer largometraje uruguayo que tengo el gusto de comentar, desde que abrí el blog, y no se imaginan la felicidad que me da poder recomendarlo.
Pero vayamos al grano…Tarea difícil en la que se embarcó el novel director, ya que el mundo de Onetti siempre fue sumamente complejo. Pero Brechner supo salir a flote de excelente manera, alejándose un poco de lo que era el mundo de Onetti para conjugarlo con el suyo propio, logrando una película muy disfrutable para todos.
Aquí se habla de los sueños, de la soledad. Orsini es un estafador de poca monta, que viaja de pueblo en pueblo junto con Jacob (interpretado por el finlandés Jouko Ahola, que supo ser ganador de la competición de El Hombre Más Fuerte Del Mundo en 1997 y 1999), ofreciendo lo que llama “el gran espectáculo”. El problema es que ese “gran espectáculo” no es otra cosa que una pelea arreglada para que Jacob gane con el mínimo esfuerzo, ya que los años han pasado y ya no es el mismo de antes. O por lo menos así lo cree Orsini. El problema es que cuando llegan a Santa María, el rival “arreglado” cae preso, y no tiene más remedio que aceptar el desafío de un local, tan o más gigante que el propio Jacob, y principalmente más joven. A pesar de intentar “arreglar” la pelea no lo consigue, y teme que esta sea la última pelea de Jacob.
Con esta historia, Brechner logra hilvanar una película sumamente entretenida y humana. Orsini y Jacob están condenados a vivir juntos, a depender uno del otro más allá de la confianza que se tienen. Ellos son sus únicos medios de vida, y así lo aceptan muy a su pesar. Orsini lo mantiene engañado con volver a luchar en Europa, algo que él sabe que es improbable, pero se lo oculta. Y Jacob también tiene algo que ocultarle a Orsini.
Y en medio de este juego de espejos se encuentra el pueblo de Santa Maria, donde no faltan los inescrupulosos, incrédulos y manipuladores. De hecho, Orsini se encuentra frente a un espejo, como lo es la novia del contrincante, que sin importarle las consecuencias expone a su novio para poder cobrar los mil dólares que están en juego, simplemente porque ella cree que Jacob esta viejo y no podrá con su joven amor.
Compleja historia, pero sobre todo es sumamente entretenida, con toques de humor en su justa medida, y con un ritmo narrativo bastante diferente a la media del cine uruguayo. Para destacar la excelente fotografía y diseño de arte que, junto con el director vienen haciendo un efectivo combo desde hace unos años, en el mundo del cortometraje.
En un país como Uruguay, en la cual la influencia del cine de Rebella y Stoll le ha hecho mucho daño a los jóvenes directores, el cine de Brechner llega como una bocanada de aire fresco para darnos esperanzas de que no todo es tan gris y monótono.



Bonus:
Juan Carlos Onetti nace en Montevideo el 1 de julio de 1909, en una casa de la calle San Salvador, en el Barrio Sur. Es uno de los escritores de mayor reconocimiento en el ámbito de la lengua española y tal vez de más prestigio en la actualidad, pese a que su mundo narrativo no fue muy bien comprendido por la crítica, que en los inicios de su carrera relegó a un segundo puesto obras consideradas piezas maestras como El pozo, Los adioses, La vida breve o El astillero. Silencioso, huraño, irónico, la biografía de Onetti se redujo a la soledad, el encierro, la lectura y, por supuesto, la escritura. Sin embargo, la vida que insufló a la ficción es infinita y luminosa, como la ciudad de Santa María, cuyos personajes, Larsen, Brausen, Petrus o Díaz Grey —esos otros a través de los cuales el autor acometió la difícil tarea de existir—, criaturas que escarban en su conciencia un sentido que no encuentran ni en el amor, los recuerdos y el sueño, porque pese a sus esfuerzos su huida no los libra de esa culminación del fracaso que es la muerte.

Puntaje: 8,5

TRAILER:
video

miércoles, 26 de agosto de 2009

UNA LLAMADA PERDIDA


Título original: One missed call
Género: Terror
Año: 2008
Nacionalidad: EEUU, Japón y Alemania
Duración: 87 minutos
Dirección: Eric Valette
Elenco: Shannyn Sossamon (Beth Raymond), Edward Burns (Jack Andrews), Ana Claudia Talancón (Taylor Anthony), Ray Wise (Ted Summers), Azura Skye (Leann Cole), Johnny Lewis (Brian Sousa), Jason Beghe (Ray Purvis), Margaret Cho (Mickey Lee), Meagan Good (Shelley Baum), Rhoda Griffis (Marie Layton).



Sinopsis:
Beth Raymond (Shannyn Sossamon) se queda traumatizada cuando presencia las horribles muertes de dos amigos con pocos días de diferencia. Lo que le resulta aún más preocupante es que sabe que ambos habían recibido espeluznantes mensajes en sus móviles, grabaciones reales de sus propios y terribles últimos momentos. Increíblemente, recibieron las llamadas días antes de morir, pero cada muerte ocurrió precisamente en el momento y del modo que el mensaje anunciaba. La policía cree que Beth está equivocada, excepto el detective Jack Andrews (Edward Burns), cuya propia hermana murió en un extraño accidente que guarda una curiosa similitud con las muertes de los amigos de Beth. Juntos, Jack y Beth trabajan febrilmente para esclarecer el misterio que hay detrás de las siniestras llamadas.



Comentarios:
Esta nueva remake (y van…) de una película de terror asiática, deja en evidencia que el ciclo está (o debería estar) por concluir. No porque en Asia no se sigan haciendo buenas películas, sino que por el contrario, lo que cansa hasta el hartazgo es la traslación edulcorada que realizan los productores de Hollywood. Y no lo digo precisamente porque haya visto la película original dirigida por el ya realizador de culto japonés Takashi Miike, porque de hecho no la vi por lo tanto no la puedo calificar, sino que al ver este film me quedó un sabor más amargo que dulce, algo así como más de lo mismo…y peor.
El argumento es por demás interesante. La idea de que por intermedio de una llamada a tu celular puedas escuchar tus últimas palabras y a la vez enterarte de la hora y el día de tu muerte, genera ese suspenso e idea de destino final inminente (si, es una referencia a la película) que le agrega, a priori, mucho suspenso, para que tanto el guionista como el director, puedan crear una muy buena película.
Pero nada de esto sucede, sino que diría que todo lo contrario. Hace años un crítico de cine me dijo que los primeros minutos de una película determinan la calidad de la misma. Argumentaba que en esos minutos, el director tiene que poner mucho de sí, para tratar de enganchar al espectador. Bueno, mirando esta película recordé estas palabras. El film comienza con una escena bastante común en el género, diría que es un cliché: chica sola en su casa le comienzan a ocurrir cosas extrañas. No soy de las personas que le molestan los clichés, sobre todo en el cine de terror, pero debo decir que esta primera escena esta tan, pero tan mal resuelta como el resto de la película.
Por supuesto que tenemos una especie de heroína que va descubriendo de que viene la cosa, que a la vez tiene un pasado que la atormenta, pero que será de gran importancia para su supervivencia frente a los espectros que le quieren hacer mal a las personas, en busca de venganza por lo mal que la trataron en vida. El argumento es igual a la mayoría de las pelis de terror asiático, es innegable.
El punto es que, por un lado el director Valette demuestra no sentirse del todo cómodo realizando este tipo de terror, ya que cae constantemente en errores que se podrían tildar de infantiles. Y si a esto le sumamos que la línea argumental es igual que todo lo que vimos, se hace un combo difícil de digerir, aun para los amantes del género.
Es una de las grandes decepciones, sin dudas y la clara afirmación de que hay que buscar nuevos aires, para que el cine de terror se mantenga vigente.
Punto aparte para los editores del tráiler. Realmente al verlo le dan ganas de mirar la película, de hecho parece que es buena y todo…



Bonus:
Takashi Miike nació el 24 de agosto de 1960, es un director japonés muy prolífico y controvertido; ha dirigido más de setenta producciones teatrales, de video y televisivas desde su début en 1991. Las primeras películas de Miike fueron producciones para la televisión, pero también comenzó a trabajar en varias películas de V-Cinema directas a video (éstas, supuestamente fueron financiadas por operaciones de lavado de dinero de los yakuza, aunque nunca se ha tenido pruebas concretas de esto). Miike todavía dirige producciones de V-Cinema intermitentemente debido a la libertad creativa que da la baja censura del medio y la permisividad de los productores con cintas arriesgadas.
Se cree que su debut fue con Shinjuku Triad Society (1995), pero su película Daisan no gokudô había estado en los cines algunos meses antes. El éxito de ésta película le dio la libertad de trabajar en películas con presupuesto más alto. La popularidad le llegó en 2000 con la película romántica de terror Audition (Ôdishon) (1999), y su película sobre yakuzas Dead or Alive (1999), la cual fue presentada en festivales internacionales. Déspues de eso fue ganando seguidores de culto en Occidente, que han aumentado con los lanzamientos en DVD de sus trabajos.

Puntaje: 3,0

TRAILER:
video

viernes, 21 de agosto de 2009

CAMINO A GUANTANAMO


Título original: The road to Guantánamo
Género: Drama
Año: 2006
Nacionalidad: Inglaterra
Duración: 95 minutos
Dirección: Michael Winterbottom y Mat Whitecross.
Elenco: Farhad Harun (Ruhel), Arfan Usman (Asif), Rizwan Ahmed (Shafiq), Waqar Siddiqui (Monir), Shahid Iqbal (Zahid).



Sinopsis:
"Camino a Guantánamo" es la historia de cuatro amigos británicos que en septiembre de 2001 viajaron desde Tipton, en las Midlands inglesas, para asistir a una boda y para unas vacaciones en Pakistán. Tardaron dos años y medio en volver a casa. Su viaje los llevó desde Tipton hasta Karachi, Kandahar, Kabul y Konduz, donde fueron capturados por la Alianza del Norte (formada por distintas facciones de grupos armados unidos por el objetivo de derrocar al régimen talibán) y luego pasaron a manos de los estadounidenses, que los condujeron a Kandahar. Desde allí, tres de ellos (Shafiq, de 23 años; Asif y Ru-hel, ambos de 19 años) fueron trasladados a la base norteamericana de Guantánamo, en Cuba, donde permanecieron más de dos años prisioneros, sometidos a incontables humillaciones y torturas. El 5 de marzo de 2004 fueron trasladados al Reino Unido. En Londres, tras ser interrogados, fueron puestos en libertad sin cargos.



Comentarios:
"Camino a Guantánamo" es una película con dos partes claramente diferentes entre sí. La primera parte (o primera hora) se podría decir que es una especie de road- movie demencial, en el peor lugar en el mundo para hacer carretera a fines del 2001, Afganistán.
Cuatro amigos, que de Inglaterra viajan a Pakistán para el casamiento de uno de ellos, deciden ir a Afganistán supuestamente para realizar ayuda comunitaria, pero la realidad no queda del todo claro para que se metieron en la boca del lobo. La cuestión es que con mucha mala suerte, terminan siendo capturados y luego de trasladarlos por varias ciudades y cárceles, los traspasan a Guantánamo.
Hasta aquí tenemos una muy buena primera parte, en la cual de manera inteligentemente manipuladora, los realizadores mezclan entrevistas de los tres personajes reales junto con escenas ficcionadas, para darle mayor realismo a la cosa. Y en gran medida lo logran.
El gran problema es que hay demasiados agujeros negros en la historia. Como ya dije antes, en la película no queda del todo claro el porqué fueron a Afganistán, ya que una vez allí, se los ve paseando por diferentes lugares, como si fueran turistas en cualquier ciudad. Gran error, ya que al ser un tema tan delicado, deberían haber justificado mas su viaje.
Otro punto extraño en la historia se basa en la suerte. A uno, luego de ver el desenlace, le cuesta creer lo que se le plantea, la mala suerte que tuvieron en diferentes situaciones que los llevaron a este final. Aclaro que nunca estuve en un lugar así, por lo tanto son todas impresiones que recibí al ver la película. Básicamente la película nos plantea a cuatro chicos ingenuos en una atroz guerra, con mucha mala suerte. A mi entender, el guion debería haber sido más claro en este sentido, porque es un tema sumamente delicado, sobre todo para el publico afectado por el derrumbe de las Torres Gemelas.
Una vez capturados y enviados a la base militar en Guantánamo, comienza lo mejor del film. Acá si, esa estructura narrativa ambigua, entre lo documental y ficción, adquiere mayor potencia para demostrarnos en primera persona las barbaries que se realizaban allí. El dolor físico, el dolor psíquico. Lo bueno, lo malo y lo feo, todo lo horrible que puede actuar el ser humano lo vemos en condensados pero muy shockeantes minutos.
La cámara se mantiene ahí, quieta, casi como si fuera otro preso en silencio. Hasta logramos ver un pequeño destello de humanidad en un militar... Todo es visto desde nuestro incomodo lugar que nos asignan los directores. Tan deshumanizado es todo allí, que la salida en libertad de estos tres chicos la vivimos con la misma parsimonia que vivimos sus días allí dentro. Ni siquiera nos permiten emocionarnos con su salida, allí no hay lugar para emociones…
Dos partes de un todo, que de no haber tenido algunas fallas en la primer parte seria una de las mejores películas contemporáneas. De cualquier manera, la media hora final raya a gran altura.



Bonus:
La Base Naval de la Bahía de Guantánamo es una base militar en la isla de Cuba controlada por los Estados Unidos, bien conocida por su prisión militar. Se estableció en 1898 cuando Estados Unidos obtuvo el control de Cuba por parte de España al término de la Guerra hispano-estadounidense. El gobierno de Estados Unidos obtuvo un arrendamiento perpetuo que comenzó el 23 de febrero de 1903, siendo 2000 dólares anuales el "alquiler" que Estados Unidos pagó por Guantánamo entre 1903 y 1934. Aumentó a 4085 dólares en 1934. Desde la llegada al poder de Fidel Castro, solamente ha cobrado una renta del alquiler, mientras que firmemente rechaza cobrar a cualquier otro gobierno, ya que ve esta base como ilegítima.
En el último cuarto del siglo XX, la base fue usada como centro de reclusión para refugiados cubanos y haitianos interceptados en alta mar. Sin embargo, comenzando en 2002, una pequeña porción de la base fue usada para albergar dentro de los campos X-Ray (Rayos X), Delta y Echo (Eco), a prisioneros sospechosos de nexos con Al-Qaeda y el ejército talibán que fueron capturados en Afganistán.

Puntaje: 8,0

TRAILER:
video

viernes, 14 de agosto de 2009

1408


Título original: 1408
Género: Thriller
Año: 2007
Nacionalidad: EEUU
Duración: 104 minutos
Dirección: Mikael Håfström
Elenco: John Cusack (Mike Enslin), Samuel L. Jackson (Gerald Olin), Mary McCormack (Lily Enslin), Tony Shalhoub (Sam Farrell), Jasmine Jessica Anthony (Katie Enslin).



Sinopsis:
El afamado escritor de novelas de terror Mike Enslin sólo cree en lo que ve con sus ojos. Sin embargo, después de una saga de bestsellers dedicados a desacreditar los hechos paranormales ambientados en los más terribles cementerios y casas encantadas de todo el mundo, el autor no posee una prueba real de la existencia de vida después de la vida. Pero la interminable secuencia de largas noches libres de fantasmas vividas en solitario por Enslin está a punto de cambiar definitivamente cuando entra en la suite 1408 del famoso hotel Dolphin para su último proyecto: “Diez noches en habitaciones de hotel embrujadas”. Despreciando las advertencias del director del hotel, el autor es la primera persona en varios años que se hospeda en la habitación. Mike Enslin tendrá que enfrentarse a sus demonios para llegar al final de la noche.



Comentarios:
Antes de comenzar mi comentario quiero aclarar que las películas que trasladan el miedo a otras dimensiones no son de mi agrado. Hecha esta aclaración, me siento en total libertad de decir que “1408” fue de las grandes decepciones que me llevé en este año. La idea argumental me parecía interesante, sobre todo imaginarme como seria esa fatídica noche, y de qué forma llegaría al final. Pero claro, al transitar un terreno que no me atrae en lo más mínimo como lo es el fantástico, la historia se diluye hasta llegar a usar muchísimos de los clichés característicos del género.
Rescato los primeros minutos en la habitación, en la cual sentimos que algo no está funcionando, pero no tenemos real certeza de que es lo que lo impulsa. Allí se puede ver lo mejor del sueco Håfström, manejando muy bien los hilos del misterio para atraparnos. Pero lamentablemente el guión lo lleva por otro camino, donde vemos a los fantasmas de Mike una y otra vez, en apariciones para el olvido.
Tampoco me llega a convencer John Cusack, que no es un actor que me agrade particularmente, de hecho pienso que está sobrevalorado, y esta es una muestra más de sus tics repetitivos y poses que poco trasmiten.
No es conveniente contar demasiado de lo que sucede en dicha habitación, pero si creo que es saludable advertir que será un juego de espejos y cajas chinas, donde uno nunca sabe (o espera) que sucederá, ni que es real o no, y como terminará el personaje.
Lo que si me resulta interesante es el concepto general. Mike se metió en el mundo paranormal buscando de alguna forma una respuesta a la prematura muerte de su hija, y no la había encontrado hasta llegar a la habitación 1408. El gran problema radica en que, una vez encontrada la respuesta, se encuentra en un camino sin salida, dejando de lado un final más poderoso, para darle lugar a uno más predecible, o más bien tonto.
A las personas que les gusta este tipo de cine no quedarán defraudadas, porque sin lugar a dudas tiene todos los elementos para satisfacer sus gustos. Pero para los que preferimos el terror más real, tan solo nos distraerá durante un rato.



Bonus:
La película está basada en un relato corto de Stephen King, que fue el segundo libro de la colección de audiolibros titulada Blood and Smoke publicada en 1999. En 2002, fue reimpresa e incluida como la duodécima historia corta de la compilación Everything's Eventual: 14 Dark Tales.
El relato corto de Stephen King no tiene en realidad un final cinematográfico. Así que, tuvieron que examinar distintos tipos de finales. "Al cabo de unos visionados experimentales, nos decidimos por el final que hemos incorporado, porque consideramos que era el más satisfactorio, no sólo para el público, sino también para el personaje y para nosotros. Tuvimos que rodar la mayor parte del filme antes de poder saber realmente a dónde nos conduciría el final", explicó Haftröm.

Puntaje: 4,0

TRAILER:
video

martes, 11 de agosto de 2009

INVASORES


Título original: The invasion
Género: Thriller
Año: 2007
Nacionalidad: EEUU
Duración: 99 minutos
Dirección: Oliver Hirschbiegel
Elenco: Nicole Kidman (Carol Bennell), Daniel Craig (Ben Driscoll), Jeremy Northam (Tucker Kaufman), Jackson Bond (Oliver), Jeffrey Wright (Dr. Stephen Galeano), Veronica Cartwright (Wendy Lenk), Josef Sommer (Dr. Henryk Belicec), Celia Weston (Ludmilla Belicec), Roger Rees (Yorish), Eric Benjamin (Gene), Susan Floyd (Pam), Stephanie Berry (Carly).



Sinopsis:
“Invasores” cuenta la historia de una misteriosa epidemia que altera el comportamiento de los seres humanos. Una psiquiatra de Washington (Nicole Kidman) descubre que el origen de la epidemia es extraterrestre y debe luchar para proteger a su hijo, ya que es posible que él sea la clave para detener la creciente invasión.



Comentarios:
Bajo la producción del exitoso Joel Silver y luego del éxito mundial de “La caída”, Oliver Hirschbiegel recaló en Los Ángeles para dirigir una nueva adaptación de la novela “The Body Snatchers" de Jack Finney, y más allá de algún problema final con los productores (a la producción no le gustó la versión que el alemán había entregado y se llamó a los hermanos Wachowski para reescribir escenas y al australiano James McTeigue para volver a filmarlas), que de hecho lo llevó a no tener el final que quería, salió airoso de esta primera experiencia americana.
Valorada sobre todo por realizar un nuevo film basada en la exitosa novela, que en su momento el gran Abel Ferrara trastabillara. Lo interesante es que, a diferencia de las dos películas anteriores, no se trata de una remake del film original dirigido por Don Siegel en 1956, sino que más bien una adaptación de la propia novela (se dice que es la versión que más se acerca), lo que la carga de un mayor interés.
Protagonizada por la siempre correcta Nicole Kidman, en el papel de la psiquiatra que lentamente descubre lo que sucede a su alrededor y trata por todos los medios, aun arriesgando su vida, de salvar la de su hijo que es secuestrado por su padre (ambos están divorciados) y sus “compañeros” extraterrestres.
Las películas de extraterrestres invadiendo la Tierra son de mis preferidas, sobre todo cuando intentan ingresar en la piel del humano, ya sea para engañarnos o simplemente para quedarse con nuestros cuerpos. La idea de no saber quién es humano y quien no, logra generar un desasosiego interesante entre los espectadores. Idea que aquí genera una variante, básicamente porque a medida que avanza la película los extraterrestres comienzan a ser mayoría, y son los propios humanos los que intentan imitarlos para pasar desapercibido. La película logra mantener un buen ritmo durante toda su duración, con idas y vueltas que hacen muy llevadero el producto. Mas allá de no sorprender nunca, logran que este cuarto film te mantenga con atención, como si nunca hubieras escuchado la historia escrita hace tantos años atrás.
Interesante es el mensaje que hay detrás de todo esto, un mensaje que habla de la condición del ser humano, destructiva. Las noticias están en segundo plano durante gran parte del film. A medida que los extraterrestres se apoderan cada vez más de los humanos, los hechos noticiosos increíblemente cambian hacia el lado de la paz (abrazo entre Bush y Chávez incluido). Hasta en un momento ese mensaje se vuelve explicito, cuando un amigo ya alienando, le argumenta a la psicóloga el porqué tiene que transformarse; y la verdadera y real motivación de la psicóloga por seguir siendo humana mas allá de todo, es por algo en particular con su hijo, y no porque quiera luchar por el bien de los seres humanos. Hace más de 50 años Finney dejaba este extraño mensaje (sobre todo por la época en que se escribió), que Hollywood volvió a recordar de mano de un alemán y una australiana, respetando su historia original como ninguno lo había hecho antes, para el bien de todos.



Bonus:
El momento en que Jack Finney dio a conocer su obra no era el mejor para Colliers, una publicación de gran tiraje, a esa altura bimensual, que llegaría a su fin tres años después y que no solo se dedicaba a ilustrar diversas noticias del acontecer mundial y a editar cuentos de ficción, por ejemplo, sino que a lo largo de su historia, desde fines del siglo XIX, ofició de firme instrumento para el periodismo de investigación, siendo objeto de denuncias por parte de poderosas compañías a las que criticaba, y que contó con colaboradores de la talla de Jack London, Sinclair Lewis, Ernest Hemingway y hasta Winston Churchill.
Jack Finney había dicho que su novela nada tenía que ver con un mensaje anticomunista que corriera de fondo; que no la había pensado de ese modo. Lo cierto es que en el momento en que salieron los tres números de Colliers, el senador McCarthy estaba en plena actividad con la "caza de brujas" del Comité de Actividades Antinorteamericanas, mientras el cine de ciencia ficción comenzaba a hacer gala del "enemigo rojo". salieron los tres números de Colliers, el senador McCarthy estaba en plena actividad con la "caza de brujas" del Comité de Actividades Antinorteamericanas, mientras el cine de ciencia ficción comenzaba a hacer gala del "enemigo rojo".

Puntaje: 6,5

TRAILER:
video

domingo, 9 de agosto de 2009

88 MINUTOS


Título original: 88 minutes
Género: Thriller
Año: 2007
Nacionalidad: EEUU
Duración: 108 minutos
Dirección: Jon Avnet
Elenco: Al Pacino (Jack Gramm), Alicia Witt (Kim Cummings), Amy Brenneman (Shelly Barnes), Leelee Sobieski (Lauren Douglas), William Forsythe (agente Frank Parks), Deborah Kara Unger (Carol Lynn Johnson), Benjamin McKenzie (Mike Stempt), Neal McDonough (Jon Forster).



Sinopsis:
Jack Gramm, un profesor universitario que trabaja también de psiquiatra forense para el FBI, recibe una amenaza de muerte avisándole que le quedan 88 minutos de vida. Para salvarse, Jack debe usar todas sus habilidades y entrenamiento para acercarse cada vez más a los posibles sospechosos, entre los que figura un alumno disgustado, una antigua amante a quien abandonó y un asesino en serie que ya se encuentra en el corredor de la muerte.



Comentarios:
Cuando en la mitad de una película, un espectador bastante despistado como suelo ser, descubre quien es el asesino, es porque algo esta funcionando mal. Esto es lo que me paso con “88 minutos”, la película que protagoniza el excelente actor Al Pacino, que por supuesto no pasa inadvertida por este simple hecho y no por merito alguno.
No podríamos decir que es un bodrio, porque se pasa entretenido, pero si podemos afirmar que es el mejor ejemplo de cómo un mal director puede destrozar un guion, que sin ser excelente no era para recibir tal maltrato. La cinta tiene muchísimas fallas, que van desde el personaje que está condenado a muerte con todos los clichés posibles, hasta una manera de dirigir bastante tonta y absurda, llenando de flashback para recordar al espectador situaciones o personajes que ya vimos hace minutos (será que el propio Jon Avnet sufre de mala memoria y cada vez que ve una película se le olvidan los personajes fácilmente y cree que eso nos pasa a todos?).
Pero la historia central es entretenida, en 88 minutos el personaje de Al Pacino puede morir, lo que le genera una gran paranoia que lo hace dudar hasta de su asistente. Pero lo peor es que hace bien, no porque lo quieran matar, sino porque las chicas que lleva a su casa lo estafan, y hasta su persona de confianza le ha fallado alguna vez… Pobre Jack! O mejor dicho, pobre Al Pacino ya que es una verdadera lástima ver a uno de los grandes actores que quedan en Hollywood trabajando con esta clase de directores. Para resaltar, sobre todo el plantel femenino y no porque sean brillantes actrices, más que nada porque siempre es agradable ver un conjunto actoral físicamente bello y que no desentone.
Ideal para ver por televisión un fin de semana frio, ahí tal vez se pueda disfrutar. De otra manera abstenerse, ni siquiera para sacarla en DVD.



Bonus:
El guionista de “88 minutos” Gary Scott Thompson (también escribió la trilogía de “Rapido y furioso”) es el creador de la serie estadounidense “Las Vegas”, que ha sido una de las decepciones del año luego de cinco temporadas en el aire por su final demasiado abierto para el gusto de sus fans.
Al menos la intención de Gary Scott Thompson es darle un final digno a la serie después de que la huelga de guionistas impidiese que la serie terminase como debiere. Eso sí, no tiene fácil solución puesto que él mismo produce la nueva serie de “El auto fantástico”…

Puntaje: 4,0

TRAILER:
video

jueves, 6 de agosto de 2009

IRON MAN: EL HOMBRE DE HIERRO


Título original: Iron man
Género: Acción
Año: 2008
Nacionalidad: EEUU
Duración: 126 minutos
Dirección: Jon Favreau
Elenco: Robert Downey Jr. (Tony Stark/Iron Man), Terrence Howard (James Rhodes), Jeff Bridges (Obadiah Stane), Shaun Toub (Yinsen), Gwyneth Paltrow (Virginia "Pepper" Potts), Faran Tahir (Raza), Jon Favreau (Hogan).



Sinopsis:
Como consejero delegado de Industrias Stark, el mayor contratista de armamento del Gobierno estadounidense, Tony Stark se ha hecho célebre por proteger durante décadas los intereses norteamericanos en todo el mundo. El estilo de vida despreocupado de Tony cambia de manera radical cuando su convoy sufre un ataque, tras una prueba de armamento que supervisa personalmente, y se ve convertido en prisionero de un grupo de insurgentes. Herido por un fragmento de metralla, que se aloja cerca de su corazón ya debilitado y pone en peligro su vida, Tony se ve forzado a crear un arma devastadora para Raza, el misterioso cabecilla de los revolucionarios. Ignorando las exigencias de sus captores, utiliza su intelecto y su ingenio para crear una armadura que lo mantenga con vida y le permita escapar de su cautiverio. A su regreso a América, Tony debe afrontar la realidad de su pasado y decide emprender un nuevo rumbo con Industrias Stark. A pesar de la resistencia de Obadiah Stane, su mano derecha y ejecutivo principal de la compañía, que ha tomado las riendas del negocio en su ausencia, Tony se pasa día y noche en su taller, perfeccionando y puliendo una armadura que le otorgue fuerza sobrehumana y protección física. Con la ayuda de su asistente de toda la vida, Pepper Potts, y su enlace militar de confianza, James Rhodes, Tony descubre un siniestro complot con ramificaciones globales. Enfundándose su imponente armadura roja y dorada, Tony se compromete a proteger el mundo y corregir sus injusticias con su nuevo álter ego, Iron Man.



Comentarios:
Tengo la vaga idea de haber leído alguna revista de este súper héroe cuando era niño, pero nunca fui muy fanático, a tal punto que no recordaba los villanos y ni la manera en la cual se había transformado Stark en Iron man, pero sí recuerdo que me entretenía. Y con este recuerdo en mi mente me dispuse a mirar esta nueva adaptación a la gran pantalla de un comic.
Sin ser un erudito en el tema de los comics ni mucho menos, creo que este superhéroe cuenta en su historia con muchos ingredientes que hace interesante su traslado al cine. Tony Stark es un personaje bastante más profundo que el común de su especie. Su pasado, su presente y hasta su futuro lo atormentan día a día, a pesar de haber logrado una especie de “devolución al mundo de todo el daño que le he hecho”, con su trabajo comunitario disfrazado de Iron man. Por otro lado, este es un superhéroe que no tiene ningún poder especial, simplemente un cerebro prodigioso para crear sofisticados instrumentos de ataque y defensa. Y la película se empeña en demostrárnoslo. La película es de lo más interesante, cuenta paso a paso la forma en que Stark se convirtió en Iron man sin escatimar en detalles, mientras, paralelamente descubrimos la relación que mantiene con su secretaria personal y con su socio, y también porque no, con el gobierno. El guión se detiene bastante tiempo para demostrar como paulatinamente este playboy va tomando consciencia del mal destino de sus inventos, para poder justificar su destino final.
A pesar de ser bastante larga y con poca acción de peleas, nunca deja de ser entretenida, pues es por demás interesante el proceso que experimenta hasta llegar al traje final.
Las actuaciones están bastante bien, sobresaliendo Robert Downey Jr. en un papel que no le cuesta demasiado, pero que lo compone de buena manera. El resultado final es por demás entretenido y te deja con ganas de una segunda parte con mas acción, que por supuesto está a punto de estrenarse.
Es una película (al igual que el comic) que pregona el orgullo norteamericano, desde sus inventos (positivos para su gobierno sea cual sea el destino, altamente negativo cuando es en contra), pero no por eso deja de ser un excelente vehículo para el entretenimiento.



Bonus:
Iron Man es un héroe del universo Marvel Comics creado por Stan Lee quien se encargó de la trama argumental, Jack Kirby que dibujó la portada y la armadura de Iron Man en el primer número, Don Heck como artista y escritor y Larry Lieber como escritor. Su primera aparición fue en el cómic Tales of Suspense N° 39 en el año 1963.
Su primera aparición en televisión fue en la serie Superhéroes de Marvel, como uno de los cinco superhéroes principales. John Vernon fue el encargado dar su voz para el personaje. Para finales de 1994 se estrenó una nueva serie animada titulada Iron Man en la que éste superhéroe fue el personaje principal, con la voz de Robert Hays. En Abril de 2006, los Estudios Marvel anunciaron que Iron Man estaba en producción y su nuevo director sería Jon Favreau, y que estaría previsto su estreno para el 2 de Mayo de 2008.

Puntaje: 7,0

TRAILER:
video