martes, 17 de noviembre de 2009

WATERWORLD


Título original: Waterworld
Género: Ciencia Ficción
Año: 1995
Nacionalidad: EEUU
Duración: 135 minutos
Dirección: Kevin Reynolds
Elenco: Kevin Costner (Mariner), Jeanne Tripplehorn (Helen), Dennis Hopper (Deacon), Tina Majorino (Enola), Robert Joy (Ledger Guy), William Preston (Depth Gauge), Zakes Mokae (Priam).


Sinopsis:
En el futuro los casquetes polares se han derretido y el agua lo cubre todo. Por tal motivo, el agua dulce es el bien más preciado, y los seres humanos sobreviven en plataformas flotantes siempre buscando agua potable, algo de tierra, y hablando sobre la leyenda de que en algún lugar existe tierra firme. Mariner (Kevin Costner) es un errante que viaja solo practicando el trueque. Un día llega a un atolón de chatarra y vende tierra a sus moradores, pero éstos, al descubrir que es un mutante (mitad pez, mitad humano), lo condenan a muerte...


Comentarios:
Hay películas que cargan con una cruz desde su gestación, y nunca se pueden desprender de ella, a tal punto de que la termina de enterrar. De alguna manera “Waterworld” carga con una cruz un poco injusta. La historia comienza con un errante (Kevin Costner) en el medio del desierto acuático haciendo lo que siempre hace para sobrevivir, buscar objetos en el fondo del mar para luego intercambiarlo. El mundo terrestre fue tapado por el deshielo y todo el planeta es un gran e interminable océano. Y dentro de ese difícil panorama están los pocos humanos que sobrevivieron adaptados a la nueva situación, pero añorando la tierra. En especies de fortalezas flotantes, los humanos se reagrupan en sociedad para comenzar de nuevo. Allí cae el personaje interpretado por Costner, que llega a realizar su trueque y seguir en su solitario viaje a ningún lado. Pero al descubrir que es un mutante, lo atrapan. Hasta que llegan los Smorkels (liderados por Dennis Hopper) a saquear el lugar, y Costner logra escapar llevándose consigo (de muy mala gana) a Helen y a Elona, una niña tatuada con un extraño mapa del que dicen, sería la clave para encontrar tierra firme. A partir de ese momento comienza una mortal persecución por parte de los Smorkels para encontrar a la niña.
Lo primero que hay que decir es que la película es un muy buen ejercicio de acción, dentro de un imaginativo mundo futurístico. La historia central es la siempre entretenida aventura del solitario que se complica al tener compañía, y es perseguido por los malos. No es más que eso. Pero mas allá de los problemas internos (se dice que el director Kevin Reynolds se peleó con su amigo Kevin Costner en la mitad del rodaje, y éste tuvo que suplantarlo), la historia fluye de manera más que entretenida, con los típicos vaivenes que contiene este tipo de aventuras. Y a esto sumado una inteligente historia por detrás, en el cual la falta de tierra firme genera que los humanos hayan encontrado diferentes formas para adaptarse al medio. Tal vez los personajes estén demasiado caricaturizados, sobre todo el que interpreta Dennis Hopper. Kevin Costner nunca fue buen actor, y aquí utiliza las pocas expresiones que ha utilizado a lo largo de su carrera, para redondear una de las tantas pobres actuaciones que ha realizado. Tal vez esta historia en manos de otro director con más creatividad nos hubiese permitido disfrutar de otra manera este fascinante mundo acuático. Pero lo cierto es que no es tan mala como uno cree antes de verla, y en definitiva no creemos que sea justo la carga que lleva detrás. Tiene una excelente dirección artística, muy buena banda sonora, y escenas de alta tensión con gran impacto visual que hacen de este film un grato entretenimiento de aventuras.
De alguna manera le destruyó la carrera a Costner, que ha intentado levantarla una y otra vez, pero ya no tiene la misma fuerza de antes. Ese si es un mérito importante a favor que tiene “Waterworld” y por el cual estaremos eternamente agradecidos.


Bonus:
Se la considera uno de los grandes fracasos del cine comercial por su elevadísimo presupuesto (175 millones de dólares), su cuidada realización y su baja recaudación. Este hecho por sí solo la ha hecho muy popular. Se la considera una película con mérito por estar casi enteramente rodada en el mar, en escenarios flotantes, lo cual es considerado muy difícil, así como la creación de éstos, junto con el vestuario y los vehículos que la convierten en la película más cara de su momento. Lo cierto es que la productora Universal tembló el día que salieron las primeras críticas: Kevin Costner, que venía "entrenado" en descalabros en taquilla (sus anteriores films habían sido "The War" y "Wyatt Earp"), regalaba a los críticos una megasuperproducción (la más cara hasta la fecha de toda la historia del cine, nada menos) con un tema y título de inmejorables posibilidades para la sentencia: "No sale a flote", "se hunde", "hace aguas", "con el agua al cuello".

Por qué hay que verla?: Tiene una historia interesante y es entretenida. Y el hecho de haber sido uno de los grandes fracasos comerciales hace que “Waterworld” haya ingresado en la historia del cine, aunque sea en sus páginas negras…

Puntaje: 6,5

TRAILER:
video

4 comentarios:

  1. La primera vez que la vi me interesó mucho, y para lo que fue su producción es una gran película. Coincido con lo de los personajes caricaturizados... Kosner para atrás...

    Comparto la nota tambien :D

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Tal vez sea una de las películas más criticadas y aborrecidas de la historia del cine y no injustamente del todo. La premisa resulta atractiva, pero el despliegue de CDostner no convence para nada y la interpretación de los demás actores tampoco ayuda. Aunque visto lo que hace Emmerich tampoco hay tanta diferencia...
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. En líneas generales esta película deja bastante que desear. Coincido con que la historia es atractiva pero eso sería el único punto positivo de una cinta que "hace agua" por todos lados.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Esto si que fue un Drama Acuático y no lo del pescadito Nemo! Empieza interesante y acaba en la mas pura banalidad previsible y tontorrona. Pero lo que no le perdonaré es que tras tres horas de película, algo tan básico como el agua pase tan desapercibido: ni una olita con espuma, ni un remolino, nada. Ni siquiera se les ve sudando de humedad. No es creible, toda la película debería oler a sal y sólo huele a desierto. Alabas la dirección artística, pero yo le quitaría hasta eso. Nadie que haya visto el mar en su vida lo puede despreciar tanto en una película y usarlo como simple asfalto azul. Es que no hace ni ruido! imperdonable.
    Saludos!

    ResponderEliminar