viernes, 3 de julio de 2009

EL EXPERIMENTO


Título original: Das experiment
Género: Drama
Año: 2001
Nacionalidad: Alemania
Duración: 120 minutos
Dirección: Oliver Hirschbielgel.
Elenco: Moritz Bleibtreu (Tarek Fahd. Prisionero nº.77), Maren Eggert (Dora), Christian Berkel (Steinhoff. Prisionero nº.38º), Justus von Dohnanyi (Guardián Berus), Oliver Stokowski (Schütte. Prisionero nº.82), Timo Dierkes (Guardián Eckert), Nicki von Tempelhoff (Guardián Kamps), Antoine Monot Jr. (Guardián Bosch), Wotan Wilke Möhring (Joe. Prisionero nº.69), Andrea Sawatzki (Dra. Jutta Grimm), Edgar Selge (Profesor Dr. Klaus Thon).



Sinopsis:
Llegaron buscando una forma rápida de ganar dinero fácil. Ahora sólo buscan la manera de seguir vivos. "El Experimento" es un viaje de emoción y venganza en un entorno simulado de una prisión, donde el precio de una vida es igual a la habilidad de supervivencia. Todo empezó en nombre de la ciencia. 20 hombres, 2 semanas. La recompensa: 2000 dólares. La investigación: el comportamiento agresivo en un ambiente carcelario simulado. Los jugadores: 8 "guardianes" y 12 "prisioneros". El juego: Se encierra a los prisioneros y se les ordena que sigan las órdenes; los guardias deben mantener el orden. Pero dar a un hombre un poco de poder puede tener consecuencias insospechadas... Con el paso de los días el conflicto entre poder, autoridad y rebelión cobra carices cada vez más violentos, difuminando la línea entre la realidad y el "experimento". "El Experimento " desafía la manera en que se percibe el mundo.



Comentarios:
Esta película alemana basada en hechos reales, intenta reflejar la conducta humana en situaciones extremas. La historia de por si es atrapante, jugando bastante con el espíritu voyeur que todos tenemos dentro y que hicimos de programas como Gran hermano un éxito. 20 personas comunes “jugarán” a ser presos y carceleros durante 14 días, con la única regla de cumplir las órdenes sin ejercer la violencia física. Luego de pasar una serie de test, ingresan a la cárcel ficticia casi que bromeando por lo fácil que ganarán el dinero, ya que ninguno de ellos tiene una leve actitud agresiva ni mucho menos, de hecho se ríen juntos de las mismas bromas. Pero como sabemos, darle poder a un hombre es más peligroso que un mono con revólver, por lo tanto lentamente la actitud bonachona de los carceleros se irá transformando hacia una agresividad y sadismo poco común.
El tema tratado es de inmensa profundidad, que en manos de Oliver Hirschbielgel por momentos se transforma en un telefilm de baja calidad, ya que los aportes fuera de la historia central poco y nada aportan, sobre todo la novia de Tarek que la conoce en circunstancias sumamente casuales y luego la relación crece sin fundamentos, simplemente para darle a Tarek ese deseo por el afuera. También se equivoca al dotarlo de una especie de lentes cámara oculta que el jefe de algún periódico le presta para luego publicar la nota, historia que finalmente no conduce a nada.
Pero la historia es de tal magnitud que a pesar de todo sale aireosa, por las vivencias dentro del recinto que nos son mostradas de manera muy real. Lo magnifico de esta historia es la relación entre Tarek (el personaje principal) y el carcelero Berus. Al ingresar Tarek toma la posición de líder transgresor entre los reclusos mientras Berus es simplemente un carcelero mas, oloroso e incapaz de resolver los problemas. Con el correr de las horas y sobre todo de los problemas Berus logra tomar el mando de los carcelero y disminuir a Tarek hasta rebajarlo. Ese duelo particular entre ambos es, sin lugar a dudas, lo mejor del film. A medida que pasan los minutos, los carceleros comienzan a abusar del castigo a tal punto que pierden el real objetivo del experimento, y llegan a disfrutar el poder sobre el otro de manera obsesiva, tanto que cruzan los propios límites impuestos por el Dr. Thon. No conviene revelar que tanto lo pasan, pero de igual manera es importante advertir que el final es bastante exagerado, pero igualmente efectivo.
El poder en manos de los hombres, un tema interesante en una película interesante, basada en un experimento increíble.



Bonus:
El verdadero experimento se realizó en la Universidad de Stanford en el año 1971 por un equipo de investigadores liderado por Philip Zimbardo. Se reclutaron voluntarios que desempeñarían los roles de guardias y prisioneros en una prisión ficticia. El estudio fue subvencionado por la Armada de los Estados Unidos, que buscaba una explicación a los conflictos en su sistema de prisiones. Los participantes eran predominantemente blancos, jóvenes y de clase media. Todos eran estudiantes universitarios. La prisión fue instalada en el sótano del departamento de psicología de Stanford, que había sido acondicionado como cárcel ficticia. Un investigador asistente sería el “alcaide” y Zimbardo el “superintendente”. El experimento se descontroló rápidamente. Los prisioneros sufrieron—y aceptaron— un tratamiento sádico y humillante a manos de los guardias, y al final muchos mostraban graves trastornos emocionales. Tras apenas seis días, ocho antes de lo previsto, el experimento fue cancelado.

Puntaje: 7,0

TRAILER:
video

6 comentarios:

  1. Suena impresionante realmente. No tenía conocimiento ni del experimento ni del film, asique me lo apunto.
    Un abrazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. La vi hace mucho, algunas cosas no recordaba. Pero si, lo esencial del filme, y es el paulatino cambio en la personalidad de todos los que alli estaban, y como van aflorando cosas. Es verdad que el poder en manos de los hombres no suele ser algo grato para nadie.
    Lo que si no estoy de acuerdo es con que se realizen en realidad estos experimentos, ya que todos aquellos que fueron voluntarios, sufrieron consecuencias psicologicas importantes a raiz de eso. Como pelicula y trama si esta muy buena.
    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  3. La conozco, pero no la vi aún. Me la apunto.

    Ya anadí el enlace. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. La ví hace poco y la verdad es que me gustó bastante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. hola,gustavo, a tí llegué a través de Pabela, la primera en adherir a nuestra propuesta. Te quiero invitar al primer banco de cinéfilos donde promocionar blogs de habla hispana relacionados con el séptimo arte; afianzar una comunidad de personas con la misma pasión por el cine y más. Pásate por el blog a ver si te interesa! Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Creo que fue en Estados Unidos, durante los años setenta, que hicieron un experimento inspirado en los juicios a los nazis en Nurenberg, para determinar por qué estas personas habían cometido tantos horrores alegando que "sólo seguían órdenes".

    El experimento consistía en que tú, como sujeto, debías electrocutar a un hombre cada vez que fallaba las preguntas de un científico que estaba presente (dicho hombre era un actor y las descargas eléctricas eran falsas, pero el sujeto no lo sabía). Los resultados arrojaron que el 65 por ciento de los sujetos seguían aplicando las descargas que el científico ordenaba, incluso después de que el hombre que contestaba las preguntas perdía el conocimiento.

    Las conclusiones de los científicos fueron que el ser humano tiene una tendencia a delegar toda su responsabilidad moral en figuras de autoridad. En otras palabras: serías capaz de torturar a una persona indefensa si un tío en un uniforme militar o una bata de laboratorio te lo ordenase.

    Lo mejor de la película es que sabe reflejar perfectamente bien esos experimentos que nos demuestran lo jodidos que podemos llegar a estar como especie. Esto por sí solo compensa las evidentes fallas que (muy correctamente) señalas.

    ResponderEliminar