martes, 11 de agosto de 2009

INVASORES


Título original: The invasion
Género: Thriller
Año: 2007
Nacionalidad: EEUU
Duración: 99 minutos
Dirección: Oliver Hirschbiegel
Elenco: Nicole Kidman (Carol Bennell), Daniel Craig (Ben Driscoll), Jeremy Northam (Tucker Kaufman), Jackson Bond (Oliver), Jeffrey Wright (Dr. Stephen Galeano), Veronica Cartwright (Wendy Lenk), Josef Sommer (Dr. Henryk Belicec), Celia Weston (Ludmilla Belicec), Roger Rees (Yorish), Eric Benjamin (Gene), Susan Floyd (Pam), Stephanie Berry (Carly).



Sinopsis:
“Invasores” cuenta la historia de una misteriosa epidemia que altera el comportamiento de los seres humanos. Una psiquiatra de Washington (Nicole Kidman) descubre que el origen de la epidemia es extraterrestre y debe luchar para proteger a su hijo, ya que es posible que él sea la clave para detener la creciente invasión.



Comentarios:
Bajo la producción del exitoso Joel Silver y luego del éxito mundial de “La caída”, Oliver Hirschbiegel recaló en Los Ángeles para dirigir una nueva adaptación de la novela “The Body Snatchers" de Jack Finney, y más allá de algún problema final con los productores (a la producción no le gustó la versión que el alemán había entregado y se llamó a los hermanos Wachowski para reescribir escenas y al australiano James McTeigue para volver a filmarlas), que de hecho lo llevó a no tener el final que quería, salió airoso de esta primera experiencia americana.
Valorada sobre todo por realizar un nuevo film basada en la exitosa novela, que en su momento el gran Abel Ferrara trastabillara. Lo interesante es que, a diferencia de las dos películas anteriores, no se trata de una remake del film original dirigido por Don Siegel en 1956, sino que más bien una adaptación de la propia novela (se dice que es la versión que más se acerca), lo que la carga de un mayor interés.
Protagonizada por la siempre correcta Nicole Kidman, en el papel de la psiquiatra que lentamente descubre lo que sucede a su alrededor y trata por todos los medios, aun arriesgando su vida, de salvar la de su hijo que es secuestrado por su padre (ambos están divorciados) y sus “compañeros” extraterrestres.
Las películas de extraterrestres invadiendo la Tierra son de mis preferidas, sobre todo cuando intentan ingresar en la piel del humano, ya sea para engañarnos o simplemente para quedarse con nuestros cuerpos. La idea de no saber quién es humano y quien no, logra generar un desasosiego interesante entre los espectadores. Idea que aquí genera una variante, básicamente porque a medida que avanza la película los extraterrestres comienzan a ser mayoría, y son los propios humanos los que intentan imitarlos para pasar desapercibido. La película logra mantener un buen ritmo durante toda su duración, con idas y vueltas que hacen muy llevadero el producto. Mas allá de no sorprender nunca, logran que este cuarto film te mantenga con atención, como si nunca hubieras escuchado la historia escrita hace tantos años atrás.
Interesante es el mensaje que hay detrás de todo esto, un mensaje que habla de la condición del ser humano, destructiva. Las noticias están en segundo plano durante gran parte del film. A medida que los extraterrestres se apoderan cada vez más de los humanos, los hechos noticiosos increíblemente cambian hacia el lado de la paz (abrazo entre Bush y Chávez incluido). Hasta en un momento ese mensaje se vuelve explicito, cuando un amigo ya alienando, le argumenta a la psicóloga el porqué tiene que transformarse; y la verdadera y real motivación de la psicóloga por seguir siendo humana mas allá de todo, es por algo en particular con su hijo, y no porque quiera luchar por el bien de los seres humanos. Hace más de 50 años Finney dejaba este extraño mensaje (sobre todo por la época en que se escribió), que Hollywood volvió a recordar de mano de un alemán y una australiana, respetando su historia original como ninguno lo había hecho antes, para el bien de todos.



Bonus:
El momento en que Jack Finney dio a conocer su obra no era el mejor para Colliers, una publicación de gran tiraje, a esa altura bimensual, que llegaría a su fin tres años después y que no solo se dedicaba a ilustrar diversas noticias del acontecer mundial y a editar cuentos de ficción, por ejemplo, sino que a lo largo de su historia, desde fines del siglo XIX, ofició de firme instrumento para el periodismo de investigación, siendo objeto de denuncias por parte de poderosas compañías a las que criticaba, y que contó con colaboradores de la talla de Jack London, Sinclair Lewis, Ernest Hemingway y hasta Winston Churchill.
Jack Finney había dicho que su novela nada tenía que ver con un mensaje anticomunista que corriera de fondo; que no la había pensado de ese modo. Lo cierto es que en el momento en que salieron los tres números de Colliers, el senador McCarthy estaba en plena actividad con la "caza de brujas" del Comité de Actividades Antinorteamericanas, mientras el cine de ciencia ficción comenzaba a hacer gala del "enemigo rojo". salieron los tres números de Colliers, el senador McCarthy estaba en plena actividad con la "caza de brujas" del Comité de Actividades Antinorteamericanas, mientras el cine de ciencia ficción comenzaba a hacer gala del "enemigo rojo".

Puntaje: 6,5

TRAILER:
video

7 comentarios:

  1. La saga de los ultra-cuerpos es una que en particular me fascina (tengo reseñadas las cuatro películas, a decir verdad). Esta cuarta, por desgracia, es la más pobre. Y por cierto, no es la que más se acerca a la novela de Jack Finney sino todo lo contrario: es la que más se aleja. La más cercana al original en todo caso es la del 56, que difiere principalmente en el final (curiosamente, ninguna de las cuatro versiones ha utilizado el final de la novela).

    Volviendo a esta, lo que me desagrada es que es un poco desastre y se nota que le metieron mano bastante para incluirle escenas de acción que no habían sido rodadas originalmente. Lo que comentas acerca del subtexto de paz mundial es, eso sí, muy interesante y el verdadero punto original de la cinta (bueno, no realmente original pero al menos la conecta con otros clásicos, ya que "Ultimatum a la Tierra" tocaba una fibra similar).

    Aunque no lo creas, había leído varias reseñas que decían que los ultracuerpos eran en realidad los buenos porque traían al mundo el fin de todo conflicto. Pero evidentemente no es así: la trama del niño en peligro es la que los muestra como villanos al confirmar el destino que tienen todos los que se niegan a formar parte de la gran Utopía Universal. Eso, por lo menos, es un detalle interesante.

    Un gran saludo, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó regular. Creo que no era necesario este remake, la verdad.

    ResponderEliminar
  3. Opino igual que Cinemagníficus. Si bien me resultó pasable, se me hizo innecesaria y notablemente inferior a la versión del '78. Me debo la del '56.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Creo que es un remake del todo superfluo e innecesario (habiendo ya tres versiones de la misma película, no?). Me resultó frío y de ritmo lento, nada que ver con la de Kaufman (para mi la mejor).
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. La peor de las cuatro (eso que la de Abel Ferrara no es ninguna maravilla).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por pasarte por el blog y pensar lo mismo de esta gran musa jeje.

    Quiero ver esta peli, pero tengo pendiente el original. Creo que eres de los pocos que le dan una nota buena... veremos

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. ProBizX,Prosolx has been established business by professional peo ple who have already offered excellent serv
    ices in Web Designingand Online Promotions of Business. Our objective is to bring the best results in our expertise field ranging from management, business consulting, IT solutions, offshore outsourcing, web solutions and SEM.

    ResponderEliminar