miércoles, 26 de agosto de 2009

UNA LLAMADA PERDIDA


Título original: One missed call
Género: Terror
Año: 2008
Nacionalidad: EEUU, Japón y Alemania
Duración: 87 minutos
Dirección: Eric Valette
Elenco: Shannyn Sossamon (Beth Raymond), Edward Burns (Jack Andrews), Ana Claudia Talancón (Taylor Anthony), Ray Wise (Ted Summers), Azura Skye (Leann Cole), Johnny Lewis (Brian Sousa), Jason Beghe (Ray Purvis), Margaret Cho (Mickey Lee), Meagan Good (Shelley Baum), Rhoda Griffis (Marie Layton).



Sinopsis:
Beth Raymond (Shannyn Sossamon) se queda traumatizada cuando presencia las horribles muertes de dos amigos con pocos días de diferencia. Lo que le resulta aún más preocupante es que sabe que ambos habían recibido espeluznantes mensajes en sus móviles, grabaciones reales de sus propios y terribles últimos momentos. Increíblemente, recibieron las llamadas días antes de morir, pero cada muerte ocurrió precisamente en el momento y del modo que el mensaje anunciaba. La policía cree que Beth está equivocada, excepto el detective Jack Andrews (Edward Burns), cuya propia hermana murió en un extraño accidente que guarda una curiosa similitud con las muertes de los amigos de Beth. Juntos, Jack y Beth trabajan febrilmente para esclarecer el misterio que hay detrás de las siniestras llamadas.



Comentarios:
Esta nueva remake (y van…) de una película de terror asiática, deja en evidencia que el ciclo está (o debería estar) por concluir. No porque en Asia no se sigan haciendo buenas películas, sino que por el contrario, lo que cansa hasta el hartazgo es la traslación edulcorada que realizan los productores de Hollywood. Y no lo digo precisamente porque haya visto la película original dirigida por el ya realizador de culto japonés Takashi Miike, porque de hecho no la vi por lo tanto no la puedo calificar, sino que al ver este film me quedó un sabor más amargo que dulce, algo así como más de lo mismo…y peor.
El argumento es por demás interesante. La idea de que por intermedio de una llamada a tu celular puedas escuchar tus últimas palabras y a la vez enterarte de la hora y el día de tu muerte, genera ese suspenso e idea de destino final inminente (si, es una referencia a la película) que le agrega, a priori, mucho suspenso, para que tanto el guionista como el director, puedan crear una muy buena película.
Pero nada de esto sucede, sino que diría que todo lo contrario. Hace años un crítico de cine me dijo que los primeros minutos de una película determinan la calidad de la misma. Argumentaba que en esos minutos, el director tiene que poner mucho de sí, para tratar de enganchar al espectador. Bueno, mirando esta película recordé estas palabras. El film comienza con una escena bastante común en el género, diría que es un cliché: chica sola en su casa le comienzan a ocurrir cosas extrañas. No soy de las personas que le molestan los clichés, sobre todo en el cine de terror, pero debo decir que esta primera escena esta tan, pero tan mal resuelta como el resto de la película.
Por supuesto que tenemos una especie de heroína que va descubriendo de que viene la cosa, que a la vez tiene un pasado que la atormenta, pero que será de gran importancia para su supervivencia frente a los espectros que le quieren hacer mal a las personas, en busca de venganza por lo mal que la trataron en vida. El argumento es igual a la mayoría de las pelis de terror asiático, es innegable.
El punto es que, por un lado el director Valette demuestra no sentirse del todo cómodo realizando este tipo de terror, ya que cae constantemente en errores que se podrían tildar de infantiles. Y si a esto le sumamos que la línea argumental es igual que todo lo que vimos, se hace un combo difícil de digerir, aun para los amantes del género.
Es una de las grandes decepciones, sin dudas y la clara afirmación de que hay que buscar nuevos aires, para que el cine de terror se mantenga vigente.
Punto aparte para los editores del tráiler. Realmente al verlo le dan ganas de mirar la película, de hecho parece que es buena y todo…



Bonus:
Takashi Miike nació el 24 de agosto de 1960, es un director japonés muy prolífico y controvertido; ha dirigido más de setenta producciones teatrales, de video y televisivas desde su début en 1991. Las primeras películas de Miike fueron producciones para la televisión, pero también comenzó a trabajar en varias películas de V-Cinema directas a video (éstas, supuestamente fueron financiadas por operaciones de lavado de dinero de los yakuza, aunque nunca se ha tenido pruebas concretas de esto). Miike todavía dirige producciones de V-Cinema intermitentemente debido a la libertad creativa que da la baja censura del medio y la permisividad de los productores con cintas arriesgadas.
Se cree que su debut fue con Shinjuku Triad Society (1995), pero su película Daisan no gokudô había estado en los cines algunos meses antes. El éxito de ésta película le dio la libertad de trabajar en películas con presupuesto más alto. La popularidad le llegó en 2000 con la película romántica de terror Audition (Ôdishon) (1999), y su película sobre yakuzas Dead or Alive (1999), la cual fue presentada en festivales internacionales. Déspues de eso fue ganando seguidores de culto en Occidente, que han aumentado con los lanzamientos en DVD de sus trabajos.

Puntaje: 3,0

TRAILER:
video

7 comentarios:

  1. vaya, de por sí el género no me llama y viendo el poster menos! jajaja. Muy buena crítica, qué bronca cuando ensima que refritan lo hacen desastrozamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy triste, y me pongo a llorar cuando supe qeu Guillermo del Toro casi la dirige! :(

    Tiene algunas partes que me gustaron, pero en general totalmente olvidable...

    Lee mi critica!

    http://lucksaw.blogspot.com/2008/07/una-llamada-perdida.html

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. "los primeros minutos de una película determinan la calidad de la misma."
    Hmm yo estoy en desacuerdo con esta sentencia, para mí lo que determina más la calidad son los minutos finales, ya que es la sensación que a uno le queda cuando la recuerda otra vez. Si tiene un buen o decente final, el recuerdo no será tan amargo aunque tardara en arrancar o no llamara mucho la atención al principio.

    También creo que muchas películas, sobre todo las que salen de Hollywood tienen unos arranques decentes, puesto que saben que es un aliciente para ver cómo acaba, aunque tengan finales poco conseguidos, como los tienen muchas de las que salen últimamente.

    Hm no sé, nunca pensara sobre esto antes :D pero creo que los ratos finales es lo que se me queda en la memoria sobre si una peli me gustó o no, sobre todo a la larga.

    En cuanto a "llamada perdida", yo ví la japonesa, hmm y no tengo un recuerdo demasiado bueno, por lo que supongo que el remake americano, por lo que escribes, no me satisfará demasiado.

    Por cierto, el único remake de terror asiático que me pareció superior al original ha sido The Ring (uno, la 2 americana es una patata). El resto pff

    ResponderEliminar
  5. La original no me gustó, pese a su correcta puesta en escena. Y tampoco son fan de Miike, un tanto efectista a mi gusto. Así que no me interesa la predecible version esta. Por otra parte no es raro que los primeros 10 minutos determinen la nota de una película con mucha exactitud, (dicen que conociendo personas pasa lo mismo(¿?). Encantado de conocer tu blog, te enlazo en seguida.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. La original de Miike ya era algo mediocre. Este remake es una completa perdida de tiempo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Nunca entenderá lo de los remakes, no tienen ningún sentido, o es que el público americano tiene aversión a todo lo que no sea hecho por ellos. Un film que sobra y que nunca debió rodarse, que para eso ya nos asombró Miike con su versión.
    Saludos

    ResponderEliminar